La Habana. Año X.
14 al 20 de ABRIL de 2012

Correo Canal RSS Canal en Twitter Facebook Flirck You Tube

 

BÚSQUEDA AVANZADA   . . .

ENLACES

SUSCRIPCIÓN
 
 

La NED y el uso de Internet contra la Revolución Cubana

Luis Miguel Rosales • La Habana

I

Elemento clave dentro de la guerra económica de EE.UU. contra Cuba es la prohibición establecida para que la Isla no acceda a muchos de los servicios brindados por Internet.

Al mismo tiempo, existen numerosas limitaciones que afectan las comunicaciones telefónicas entre ambos países y que impiden que empresas norteamericanas interesadas en invertir en el sector de las telecomunicaciones se vean imposibilitadas de hacerlo, a pesar de que la Administración Obama aprobó algunas flexibilizaciones en este sentido.

Cuba también se ve imposibilitada a acceder a las nuevas tecnologías de la informática y las comunicaciones debido a las mismas regulaciones del bloqueo, teniendo en cuenta que la mayoría de estas tecnologías son de procedencia norteamericanas.

Es de conocimiento público que varias empresas norteamericanas de las telecomunicaciones están interesadas en realizar inversiones en la Isla, como AT & T, Verizon Communications y Nokia, e incluso le han solicitado al gobierno de Obama intervenir en función de permitir sus operaciones en Cuba, pero ven imposibilitados cumplir estos intereses debido al bloqueo.

Entre otros argumentos, se prohíbe el acceso de Cuba de estas tecnologías bajo uno tan burdo e inconsistente, como la eventual posibilidad de que Cuba las use para desarrollar una guerra asimétrica contra EE.UU.

Sin embargo, es verdaderamente una guerra en Internet lo que viene desarrollando EE.UU. contra Cuba. Con mucho cinismo, y al margen de las leyes del bloqueo, el gobierno de EE.UU. apuesta por utilizar estas nuevas tecnologías para promover la subversión en Cuba, facilitando su acceso a los sectores que apuestan el derrocamiento de la Revolución Cubana.

El abastecimiento de equipos de telecomunicaciones sofisticados a miembros de la contrarrevolución interna, tales como BGAN, teléfonos satelitales, celulares de última generación, equipos de filmaciones, PC´s y laptops, programas de encriptación de comunicaciones entre otros recursos, además de los financieros y el asesoramiento a los “disidentes” para que aprendan a utilizar estos equipos, ha sido una constante en los planes de la Administración norteamericana.

La utilización exitosa de las redes sociales a través de Internet para promover los procesos de la “Primavera Árabe”, ha incentivado los planes para promover un proceso semejante en Cuba a través de Internet y las TIC´s.

Tales planes vienen fraguándose desde hace tiempo, y abundantes fondos provenientes del contribuyente norteamericano se destinan para ello. Es obvio que los programas no recogen explícitamente los propósitos y generalmente se encubren bajo recurrentes consignas tales como “liberar el acceso a la información” o “liberar el acceso a Internet” falacias de un fuerte cinismo si consideramos las medidas derivadas del bloqueo que inciden sobre la posibilidad de que Cuba, como cualquier país del mundo, tenga un acceso sin restricciones a Internet y a las nuevas tecnologías, para su uso no solo en el acceso a la información, sino en sectores medulares para el bienestar de la población como son la salud y la educación.

El uso del ciberespacio para promover la contrarrevolución cubana es ampliamente debatido y planificado por las distintas agencias e instituciones norteamericanas que promueven la subversión en Cuba.

Una de estas es la Fundación Nacional para la Democracia (NED, por sus siglas en inglés). En su Estrategia de 2007, habían dejado ya plasmado que la institución apoyaría el acceso a Internet en los “países autoritarios”, bolso en el que nos incluyen. Asimismo, reconoce que en el pasado la NED había facilitado a sus “receptores de ayuda” el acceso a las últimas tecnologías de las comunicaciones, permitiéndoles que hicieran un “uso creativo” de la Internet, los correos electrónicos y la mensajería de textos. Todo sin olvidar métodos más antiguos como videos y CD.

Proponía además facilitar mayor comunicación e interacción entre entre los grupos contrarrevolucionarios, a través del uso creciente de la Internet y los teléfonos celulares.

En abril del año pasado se desarrolló de manera clandestina, como mucho de lo que se hace contra la Revolución Cubana, el evento “Pensar Cuba”. La agenda pública estaba a la vista, pero lo que se “cocinó” en el evento y los planes que de allí se derivaron nunca fueron puestos a la publicidad. Incluso, para poder acceder a los resultados del evento hay que contar con una contraseña autorizada por los organizadores.

II

El 21 de marzo de 2012 se desarrolló en la sede de la ultraconservadora Heritage Foundation, con el copatrocinio de Google Ideas, la mesa redonda “Cuba necesita una revolución (tecnológica): cómo Internet puede descongelar una isla congelada en el tiempo”, en la cual se debatió la estrategia que se debe seguir para promover la contrarrevolución cubana a través de un mayor uso de Internet.

Se reunió allí la flor y nata de los enemigos más recalcitrantes de la Revolución Cubana: Daniel Fisk, vicepresidente del Instituto Republicano Internacional; Roger F. Noriega, miembro del Instituto de Empresas Americanas; Mauricio Claver-Carone, Director de U.S.-Cuba Democracy PAC; y Carlos Saladrigas, copresidente del Cuba Study Group, entre otros.

Algunas de las recomendaciones de allí emanadas fueron ampliar la conexión a Internet que le proporciona la SINA a los contrarrevolucionarios cubanos y “alentar” a países aliados de EE.UU. a hacer lo mismo, explorar las opciones que da la tecnología súper Wifi para dar acceso a Internet inalámbrico a miembros de la contrarrevolución interna, e incrementar la entrega de equipos sofisticados de telecomunicaciones a estos personajes, así como apoyo financiero. Fue una verdadera conspiración de la ultraderecha norteamericana y cubano-americana.

Hizo uso de la palabra el senador cubano-americano Marco Rubio, quien expresó que el acceso a Internet de manera ilimitada por la “población cubana” provocaría la caída inmediata del gobierno cubano, apoyando también que se incrementara el uso de los servicios que brinda la red de redes para promover el derrocamiento de la Revolución Cubana, al tiempo que defendió el bloqueo establecido contra Cuba. La inconsistencia de estos señores solo tiene una lógica: el interés por destruir a la nación cubana.

Rubio, estrella naciente del Tea Party no explicó como resolvería que los cubanos accedieran ilimitadamente a Internet al tiempo que mantener el bloqueo a Cuba. Sin embargo, quedó claro que no es por la vía comercial, sino por la vía de los abastecimientos clandestinos y el “efecto contagio” que imaginan podrían lograr en Cuba, especialmente en su juventud.

El lenguaje sibilino no puede ocultar que no se trata de facilitarle al pueblo cubano el acceso sin restricciones a Internet y a los servicios que este brinda, para lo cual bastaría con levantar el bloqueo. Se trata de facilitarle este acceso a quienes dentro de Cuba promueven el mensaje norteamericano y aspiran al derrocamiento de la Revolución Cubana.

Otro de los panelistas fue David E. Lowe, vicepresidente para las Relaciones Gubernamentales y Asuntos Públicos de la NED, quien planteó la necesidad de fomentar el uso de Internet para promover las acciones desestabilizadoras contra el gobierno cubano.

Su intervención en la mesa redonda está relacionada con la presentación por parte de la NED de su “Estrategia 2012”, documento donde se plantea claramente que esta institución tiene entre sus principales objetivos para este año y los subsiguientes “continuar y de ser posible incrementar su apoyo a los demócratas en países como Cuba…”, es decir mantener e incrementar el apoyo a los sectores contrarrevolucionarios cubanos. Para ello destinará importantes recursos para incrementar “el acceso seguro” a Internet e incrementar los conocimientos de estos en el uso de las nuevas tecnologías de la informática y las comunicaciones. Alega el documento que el mundo se ha hecho menos democrático, por lo que se debía adoptar la experiencia de los procesos de la Primavera Árabe.

En dicha estrategia, la NED reconoce que en su trabajo para los próximos años enfrentará diferentes “desafíos”. Uno de ellos es apoyar a los “demócratas” en “sociedades altamente represivas” como ¡Cuba!, ayudando a los “grupos pro democracia” a tener un acceso seguro a Internet, tengan la capacidad de defenderse de ataques de “malware” y de denegaciones de servicios, creación de redes donde compartan experiencias y tácticas y conectarlos con especialistas en tecnologías para que satisfagan sus necesidades.

La NED reconoce en el documento que una de las cuatro áreas de enfrentamiento que tendrán lugar en el futuro es el ciberespacio, y aprendiendo de las experiencias de Egipto y Túnez en el 2011, facilitarles a los sectores opositores en los países cuyos gobiernos no son del agrado de EE.UU. la tecnología que les permita comunicarse rápidamente para denunciar “violaciones de derechos humanos” y “represiones gubernamentales”, así como movilizarse en supuestos momentos críticos.

En consonancia con esta plataforma, los receptores de fondos de la NED para trabajar contra la Revolución Cubana verán incrementado el financiamiento para desarrollar acciones dirigidas a subvertirla.

Habrá dinero abundante para promover la subversión contra Cuba. El Departamento de Estado anunció el 13 de febrero de 2012 que la NED recibiría del presupuesto federal del año 2013 un total de 104 millones de dólares. Una parte obviamente estará destinada a los proyectos contra Cuba. Del mismo presupuesto federal la USAID recibirá 15 millones de dólares para promover la contrarrevolución cubana. La USAID también destinará fondos a la NED sin olvidar fondos ocultos que le suministra la CIA.

La NED ha invertido, según información pública que aparece en su sitio Web, entre los años 2006 y 2010, un total de 7 946 650 dólares para promover la contrarrevolución cubana, dinero que ha permitido que un grupo de personas en Cuba y en EE.UU. vivan a costa del contribuyente norteamericano.

Va a ser dura la lucha en el ciberespacio, se está jugando al duro y hay que estar preparados para enfrentar este nuevo diseño subversivo. No todo está sobre el tapete, esta es una nueva modalidad de la guerra sucia psicológica que históricamente han montado los Servicios Especiales Norteamericanos, en particular la CIA, de quien la NED puede asegurarse en su principal engendro. Cuando de estas acciones se habla públicamente en eventos de corte académico, puede suponerse la dimensión de lo que no se ha develado.

El uso del ciberespacio para derrocarla Revolución Cubana es un proyecto fuerte, que se debate abiertamente y públicamente en el mundo académico y político de EE.UU., pero que opera clandestinamente. No se trata solo del uso del ciberespacio para desarrollar campañas contra Cuba, confundir a la opinión pública con una imagen negativa sobre nuestra sociedad. Se trata de utilizar las redes sociales con fines provocadores e intentar provocar el caos dentro de la Isla.

A propósito de la visita del Papa ya intentaron hacerlo, sin resultados. Es evidente que Cuba no es el mundo árabe. Sin embargo, es mucho el dinero asignado y cada proyecto contra Cuba implica una burocracia, además de los operadores e intermediarios, todos los cuales viven de ese presupuesto. De ahí que lo obvio se haga invisible.

Publicado en el Blog miradasencontradas.wordpress.com


 
 

ENCUENTROS, DESENCUENTROS | José Antonio García Miranda

- Reconocimiento y Autorreconocimiento

- La National Endowment for Democracy (NED)

- "Canales Silenciosos"

- De Encounter a Encuentro

- "La cultura cubana es una"

- La comunidad exiliada más exitosa de la historia

- Dossiers de aniversario

- Siguiendo la línea: Los "derechos humanos"

- Invitando a la agresión

- "La Cuba posible" según Encuentro

- Al desnudo la agenda de Washington y Miami

- Encuentro Total

- Al final del "Encuentro"

Encuentro no, despedida | Y.P. Fernández

El equipo de la revista Encuentro abandona el proyecto tras dos meses sin cobrar
Sin dinero no | Pascual Serrano

  ¿QUÉ ES LA NED?

Gobierno español, estadounidense y fundaciones privadas se unen para financiar Encuentro
Guerra fría cultural contra Cuba | Pascual Serrano

PROYECTO CONTRARREVOLUCIONARIO QUE MÁS DINERO
RECIBE DE LOS EE.UU., LA REVISTA ENCUENTRO

El dinero de la NED a los grupos contrarrevolucionarios en el 2005
NED Cuba Opposition Funding FYI

Organizaciones financiadas por la NED contra Cuba en 1999 

Financiamiento de la Fundación Ford a la revista Encuentro

LA confesión del inocente  | M. H. Lagarde

Las redes de la injerencia «democrática» | Thierry Meyssan

SOSPECHAS REALES | Frances Stonor Saunders

LA MANO OCULTA DE LA CIA  | M. H. Lagarde

¿QUIÉN PAGÓ AL PLOMERO?  LA CIA Y LA GUERRA FRÍA CULTURAL  | Frances Stonor Saunders

REPORTE ESPECIAL: Las mentiras de el país

ENCUENTRO DE LA CULTURA CUBANA y FNCA ¿JEKYLL & MISTER HYDE? | Randy Alonso

El Herald se lava las manos | Ernesto Pérez Castillo

De Valencia a Babelia: ¿Un viaje en primera clase?  | Iroel Sánchez

BILLETE TRAS BILLETE: La guerra perdida de la NED contra Cuba | Ernesto Pérez Castillo

Las arcas doradas de Encuentro se nutren de la NED | Pedro de la Hoz

Bond y la Asistencia a una Cuba Libre | Antonio Maira

 
 
 
.
© La Jiribilla. Revista de Cultura Cubana
ISSN 2218-0869. La Habana, Cuba. 2012.