La Habana. Año X.
25 de FEBRERO
al 2 de MARZO de 2012

Correo Canal RSS Canal en Twitter Facebook Flirck You Tube

 

BÚSQUEDA AVANZADA   . . .

ENLACES

SUSCRIPCIÓN
 
 

LA JIRIBILLA Nro. 563
Feria Internacional
del Libro de La Habana
LA JIRIBILLA DE PAPEL
Nro. 91

NOTAS AL FASCISMO

¿En quién confiamos?

Una escuela secundaria de Ohio tiene un plan para enfrentar la dura realidad de que en el curso anterior solo el 14 % de sus estudiantes lograron graduarse. Para estimular la asistencia a clases y la puntualidad, pagará entre 15 y 25 dólares semanales a sus alumnos. [leer más...]

Los crédulos
y los vivos

(El Mundo)

Tras la Power Balance, la baba de caracol y las bayas de Goji, llega un nuevo producto milagro a las tiendas: el champú de caballo.
La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) denuncia a través de un comunicado esta última moda. "Nos lo venden como la mejor manera de fortalecer el pelo y evitar su caída, pero en el fondo no es más que otro champú cualquiera", advierte. [leer más...]

Barack Obama
(Presidente de EE.UU.)

A propósito de la quema de coranes “Deseo expresar mi profundo pesar por el incidente. Mis más sinceras disculpas al pueblo afgano”. [leer más...]

N.E.: Muchas disculpas,
pero la ocupación sigue

::ENTRAR
El ojo de Argos
Maité Hernández-Lorenzo
Durante estos 15 años, Argos ha confirmado ser el efecto de una generación, sin responder forzosamente a lo etario, una generación en espíritu, en vocación, en ímpetu, que se comprimió y reventó en los 90. Pero esa explosión —sentimental, ideológica, familiar, íntima, estética— que encajó sus esquirlas en lo más hondo de la carne viva de este país, se volvió una implosión, un (in)xilio filoso, apuntador, hiriente y utilísimo. 
En la Cuba teatral donde vivo, hay un grupo que se dice integrado por argonautas. Mito y realidad, en esta Isla, juegan en cada representación a conquistar el vellocino de oro, a seguir viaje en la nave Argos. El viaje dura ya una década y media.
entrevista con carlos celdrán
El teatro como verdad
Marianela González y Abel Sánchez
“Creo que la biografía más importante de Argos Teatro ha sido esa conexión con los problemas fuertes de la realidad de hoy, que es lo que nos ha dado la vitalidad como grupo. Ese ha sido el elemento más importante y vertebra todo el trabajo de 15 años: la conexión siempre atenta a los problemas más sumergidos de la sociedad cubana.”
Mediante la escenificación de esta obra, Celdrán y su grupo traen al presente los conflictos de una familia que, a pesar del tiempo, perduran dentro de las problemáticas de nuestra sociedad. Luego de que hace 50 años, Piñera ubicara al ser humano como el vórtice de la escena para indagar sobre la rutina sombría de una familia cubana, Carlos Celdrán ha encontrado una mirada de estos tiempos para refractar en el espectador los conflictos de unos personajes cercanos a la escena celdraniana, por hallarse inmersos en la zozobra de la espera.
Carlos trabaja los clásicos en su sentido más profundo, justamente, apelando a sus posibilidades de comunicar en cualquier tiempo y en cualquier geografía. Bajo su mirada, he podido interpretar como prefiero: evitar el afeite y la simulación. No soy partidario de los rebuscamientos que medien entre el discurso y el público. La interpretación es una actitud, una energía particular, no un disfraz. Es un riesgo, pero el público lo merece.
La dramaturgia en Argos Teatro
Vivian Martínez Tabares
Hacer dramaturgia hoy en día es crear mundos alternativos a la realidad a partir de una manera de organizar las acciones en un contexto. Y si vamos a hablar de la dramaturgia en Argos Teatro hemos de referirnos entonces no solo a los referentes textuales que han sido el punto de arrancada o la motivación de una búsqueda en cada uno de sus montajes sino, sobre todo, al modo raigal, actualísimo y cubano de leer a Brecht, Strindberg o Piñera.

la crónica
Celdrán enriquece
la tradición

Amado del Pino

(Argos Teatro según
Abel González Melo)
El pan con un cuchillo adentro
Marilyn Garbey

A partir de los años ochenta ocurrió el despegue de nuevos creadores como: Carlos Varela, Santiago Feliú, Frank Delgado y Gerardo Alfonso, a quienes de alguna manera homenajea este libro. Musicalmente, aunque en todos se nota la esencia de los demás, cada uno posee su estilo particular. Sus obras han servido de abrigo y apoyo a muchísimas personas del mundo y han abierto puertas a la comunicación, pues la cultura cubana de los últimos treinta años no puede hacer su historia sin contar con las canciones de estos trovadores.
Cuatro herejes
Fernando Rojas
Trovadores
Eduardo del Llano
Correos de Santiago FELIÚ a propósito de
la presentación de Trovadores de la Herejía
El otro concierto (comentario de un trovadicto)

Norge Espinosa
(Villa Clara, 1971)

Reino dividido
(Amado del Pino)

Contigo puedo hablar, sobrepasar la medianoche / unidos en el lazo flébil de la confianza. / En esa levedad para las madres erigida, / para el hogar o la pacífica costumbre de olvidarnos. / Por ti puedo tender mi oscura carpa de pobreza, / fingir que leo en tu mano mi propia buenaventura...

Dramaturgo, teatrólogo y crítico teatral. Premio UNEAC de Teatro “José Antonio Ramos” por Penumbra en el noveno cuarto, en el 2003, y Premio Anual de la Crítica Literaria por El zapato sucio. Es autor de Acotaciones. Crítica teatral (1985-2000). recibió el premio Carlos Arniches por su obra Cuatro menos.

   
 

::LEER MÁS...

 

Cuarenta años
de Criterios

Debate cultural
en Cuba:
una necesidad

 

La cultura cubana y la emigración
Jesús Arboleya Cervera

Cuba: Lo que nunca dirán los medios,
de salim lamrani

Propósito: desenmascarar
Ambrosio Fornet

ARTES ESCÉNICAS EN LA JIRIBILLA:

 

¿Está el Caribe más lejos de Cuba
de lo que Cuba está del Caribe?

Norman Girvan

Asociacionismo y colaboración
entre mujeres

Cultura de la resistencia
Helen H. Hormilla

Alexis Leiva Machado, Kcho:
“La vida de los cubanos
está dibujada por el mar”

Estrella Díaz

 

DCC triunfa en el Teatro Real de Madrid
La gran danza de Cuba
Abel González Melo

A la eterna memoria.
15 años de El Ciervo encantado.

Entrar en la ca(s/z)a de El Ciervo
Jaime Gómez Triana

retablo abierto
Iván Jiménez: Sentir orgullo
de ser titiritero

Rubén Darío Salazar

el libro
La sociedad abakuá
y su influencia en el Arte

Jesús Guanche

huellas en el tiempo
Un bayamés fue el “Padre
del periodismo en el Virreinato
de Nueva Granada”

Cira Romero

memorias
Refranes: sabiduría de bolsillo
Josefina Ortega



Ambrosio Fornet
y el homenaje
de la Feria del Libro

Guillermo Rodríguez Rivera

 

CENTRO CULTURAL PABLO DE LA TORRIENTE BRAU
Cuba y Puerto Rico enlazados
por Pablo y Miguel

.
© La Jiribilla. Revista de Cultura Cubana
ISSN 2218-0869. La Habana, Cuba. 2012.