La Habana. Año X.
28 de ENERO al
3 de FEBRERO de 2012

Correo Canal RSS Canal en Twitter Facebook Flirck You Tube

 

BÚSQUEDA AVANZADA   . . .

ENLACES

SUSCRIPCIÓN
 
 

Humor y agudeza para descubrir a Los hombres de negro

Analía Casado • La Habana

Fotos: Aleida Enríquez

El periodista villaclareño José Antonio Fulgueiras contagia con su alegría, con su capacidad de sacar en cualquier circunstancia el chiste que ilustra o complementa una escena. Ya nos habían alertado: las presentaciones de Los hombres de negro libro de su autoría a cargo de Ediciones La Memoria, del Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau en Santo Domingo o Sagua la Grande, Villa Clara, habían arrancado carcajadas y llevado al público a insertarse en el complejo universo de los incomprendidos árbitros cubanos de béisbol, universo que a través de entrevistas y pequeñas historias descubre con agudeza el escritor.

La presentación el 19 de enero en la sede nacional de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) de La Habana no fue menos: Fulgueiras, como quien se siente en casa recordemos que el periodista es presidente de la organización en su provincia leyó para los asistentes fragmentos de su texto, en una velada que propició a un tiempo la risa y la reflexión.

Por su parte, Enrique Montesinos, presidente del círculo especializado de deportes de la UPEC, señaló que si bien del béisbol mucho se ha escrito en la nación y es un asunto del que todo el mundo opina y cree saber, el volumen de Fulgueiras se adentra en la dinámica de los árbitros, poco familiar a los espectadores, para mostrarnos sus virtudes y defectos, frustraciones y anhelos.

El jefe de la página deportiva del diario Granma destacó que Los hombres…, además de instructivo, constituye una mirada desacostumbrada y diferente sobre el pasatiempo nacional, porque es un texto redactado con un estilo ameno, que se vale de recursos humorísticos para atrapar al lector.

Las entrevistas realizadas a distintos árbitros, junto con las breves historias recogidas bajo el título “Limpiando el plato”, resultarán materiales únicos para pasar un rato agradable y constructivo tanto para los que gustan del béisbol, como para los que no, puntualizó Montesinos.

Mientras, Tubal Páez, presidente nacional de la UPEC, quien considera a Fulgueiras uno de los principales cronistas del país, resaltó que esta propuesta tiene la gracia, la ligereza y el sentido del humor que muchas veces le faltan a nuestro periodismo. “Los cubanos tenemos una forma muy particular, caribeña y alegre de expresarnos, matices de los que nuestra prensa adolece”, subrayó.

Por último, hizo uso de la palabra el autor del libro que nos convoca a dejar a un lado pasiones por un equipo u otro e intentar comprender la existencia dentro y fuera del terreno de los ampayas cubanos. Según explicó Fulgueiras, su entrega busca hacer justicia a estos lóbregos fiscales, emparentados con los dependientes gastronómicos en eso de nunca quedar bien con el público.

Para Fulgueiras, el ampaya de béisbol en Cuba no tiene ningún parentesco con un árbitro de otro deporte, y “lo puedo afirmar señaló porque desde hace más de 30 años soy cronista deportivo. Sin embargo, en la pelota, el fanático que no le grite un improperio al ampaya por una decisión que afecte sus intereses o los de su equipo, no es buen espectador”.

En las palabras introductorias a Los hombres…, Yamil Díaz, escritor, periodista y miembro del jurado del Premio Memoria 2009 del Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau, que distinguiera a este proyecto, sostiene: “¡Qué placer ver ahora esa idea concretada en páginas tan originales, fluidas, criollas, jocosas, justicieras, entretenidas y a la vez conmovedoras!”. 

 
 
 
 
ARTÍCULOS RELACIONADOS:

Nuestros hombres de negro
Pedro de la Hoz

.
© La Jiribilla. Revista de Cultura Cubana
ISSN 2218-0869. La Habana, Cuba. 2012.