La Habana. Año X.
27 de AGOSTO al
2 de SEPTIEMBRE de 2011

Correo Canal RSS Canal en Twitter Facebook Flirck You Tube

 

BÚSQUEDA AVANZADA   . . .

ENLACES

SUSCRIPCIÓN
 
 

Entrevista con el artista español Héctor Garrido

Lenguaje fractal: remover las entrañas del arte

Estrella Díaz • La Habana

Imágenes: Cortesía del artista


 

El español Héctor Garrido es un artista del lente que ha desarrollado proyectos fotográficos en los seis continentes y publicado sus imágenes y artículos en conocidas revistas como National Geographic y XL Semanal; ha diseñado y puesto en funcionamiento el banco de imágenes de Doñana/CSIC —que actualmente cuenta con medio millón de fotografías a disposición del público, las instituciones y los medios de comunicación— y ha liderado proyectos de divulgación científica y medioambiental como la creación de la Casa de la Ciencia y el Foro de la Biodiversidad, centros que dirige actualmente.  

Ha visitado a Cuba en tres ocasiones —en diciembre pasado expuso una muestra personal titulada Agua en la sede de la ONG Patrimonio, Sociedad y Medio Ambiente, con sede en La Habana Vieja— y en este mes de agosto mostró su trabajo en Baracoa —la villa primada de Cuba que recientemente arribó a sus 500 años— y en la Galería Luz y Oficios, del Centro Provincial de Artes Plásticas y Diseño, también enclavado en la zona colonial de La Habana.

Sobre la muestra Mujer y agua —que incluye 18 fotografías impresas en lienzos de 1:20 x 90 y que “intervino” el artista cubano de la plástica Jesús Lara— conversó,  en exclusiva, para La Jiribilla.

“Es una obra de fusión entre mis fotografías aéreas que han sido intervenidas por el pintor cubano Jesús Lara y ha sacado de mis imágenes mensajes maravillosos. Estas obras viajarán a España para ser exhibidas allá. La estética de Jesús Lara les ha dado a mis imágenes una nueva visión y creo que será muy impactante para el público español.”

¿Cuáles son los puntos de contacto entre su obra y el imaginario de Lara?

Personalmente ando inmerso en una exploración por el mundo del arte; siento que a nivel artístico estoy en un momento de efervescencia. Un grupo de artistas españoles y cubanos andamos por estos días teorizando alrededor de una nueva forma de ver el arte. Estamos armando una nueva-pequeña teoría que, si finalmente toma suficiente peso, podría dar lugar a una novedosa forma de arte basada en un leguaje distinto llamado fractal, que no es más que el lenguaje de la naturaleza. Creemos, firmemente, que ese lenguaje ha sido poco utilizado: recientemente comenzamos a conocer bien su gramática y tenemos bastante basamento como para poder producir una teoría relacionada con el lenguaje fractal.

¿Qué artistas cubanos están imbuidos de esta teoría?

El primer artista cubano que se ha mezclado es Jesús Lara y en España José María Meyado, un fotógrafo muy prestigioso —que también ha visitado a Cuba con frecuencia y ha hecho aquí varios trabajos—. Creo que está pendiente en el mundo del arte hablar en ese lenguaje y estamos en algo que removerá las entrañas del arte que por momentos se paraliza.

¿Qué ha significado para usted el Parque Nacional Doñana?

Doñana es un área natural protegida situada en las provincias de Huelva y Sevilla al suroeste de España, en la comunidad autónoma de Andalucía y fue declarada Parque Nacional en 1969. Allí se encuentra la estación biológica del CSIC y es el sitio donde vivo.

Tengo una casa en medio del Parque Nacional y ahí desarrollo una gran parte de mi trabajo, pero en los últimos tiempos paso más del 50 % de mi tiempo viajando por el mundo y haciendo trabajos fotográficos. Sin embargo, Doñana es un sitio increíble por su potencialidad como espacio natural y, también, por las infinitas posibilidades de inspiración que da al artista. En los próximos días, Jesús Lara conocerá Doñana y allí tenemos previsto hacer una serie de trabajos conjuntos. Estoy convencido  de que será una experiencia muy importante para él y, seguramente, el trabajo que desarrolle en España lo traerá para ser expuesto en Cuba.              

¿Qué sucedió en Baracoa?

Inauguramos una exposición sobre las Cruces de Mayo que anteriormente fue vista en la Galería Julio Larramendi del Hostal Conde de Villanueva, aquí en La Habana Vieja.

Es una exposición bipersonal que hicimos entre el prestigioso fotógrafo cubano Larramendi y yo; ambas miradas se dirigen a un tema etnográfico, las Cruces de Mayo de España, comparadas —a nivel fotográfico— con el Altar de Cruz, de Baracoa. Son dos tradiciones que se separaron probablemente hace 500 años cuando se fundó la ciudad primada de Cuba. Esa tradición viajó de España a Cuba y se asentó aquí.

Es muy hermoso verla 500 años más tarde y apreciar en qué se diferencian y cómo han evolucionado las dos. El 21 de noviembre esta misma exposición se inaugurará en el Convento de Santa Ana, en Sevilla, que posee una preciosa sala de exposiciones, muy importante y céntrica, y luego, viajará a los otros dos sitios en que se hicieron las fotografías, es decir, que a la muestra aún le quedan kilómetros por recorrer.

Imagino que al ser apreciada por públicos diferentes la reacción será distinta en cada sitio…

Y, sobre todo, es muy bonito que las personas que siguen cultivando esa tradición centenaria vean que en otros sitios también se conservan aunque con una evolución distinta.

¿Cómo ha sido esta, su tercera mirada a Cuba?   

¡Algo debe de ir muy bien en este amor a primera vista que me ha hecho venir a Cuba tres ocasiones en solo seis meses! En esta oportunidad me acompaña mi hijo mayor, de 17 años, y ha sido un aprendizaje constante. Hemos pasado días felices e intensos porque venir con alguien con una visión tan fresca y estar sometido constantemente a sus preguntas e indagaciones me ha hecho aprender más de Cuba e intentar entenderla y conocerla mejor. Este es un país maravilloso, y La Habana es una ciudad que enamora y atrapa.
 
 
 
 
   
Lineamientos del VI Congreso del PCC
(.pdf, 736 Kb)
Información sobre el resultado del Debate
(.pdf, 394 Kb)
.
© La Jiribilla. Revista de Cultura Cubana
ISSN 2218-0869. La Habana, Cuba. 2011.