La Habana. Año IX.
26 de MARZO
al 1 de ABRIL de 2011

Correo Canal RSS Canal en Twitter Facebook Flirck You Tube

 

BÚSQUEDA AVANZADA   . . .

ENLACES

SUSCRIPCIÓN
 
 

Derrota, de Raúl Dans

Primer estreno de Argos Teatro sin la dirección de Celdrán

Marianela González • La Habana

Fotos: Maribel Amador (La Jiribilla)

Luego del éxito de Talco en la cartelera teatral capitalina, Argos Teatro reabrirá el 9 de abril las puertas de su sede: Derrota, una obra del español Raúl Dans, vendrá a continuar no solo la ruta del grupo por los enclaves de la dramaturgia contemporánea mundial, sino también a consolidar su interés por los micromundos o pequeñas realidades sucias que no constituyen una sociedad en su conjunto, pero que le pertenecen en cualquier latitud.

No obstante, un elemento explica el nerviosismo que por estos días se vive en la pequeña sala de 20 de Mayo y Ayestarán, en la capital cubana, donde siete actores ensayan las circunstancias de los nueve personajes de la obra: por primera vez, desde su fundación en 1996, Argos estrenará sin la dirección de Carlos Celdrán. En esta ocasión, asumirá la puesta una joven que hace siete años se graduara del ISA justamente de la mano de Celdrán, actriz de Argos y asistente del director en Talco: argumentos que también convergen y se explican en ese laboratorio permanente de actores y estudiantes que durante más de una década ha sostenido al grupo, garantía de un recorrido seguro desde la tragedia griega hasta los más jóvenes exponentes de la dramaturgia cubana.

Desde España, donde cursa estudios de posgrado, el director de Argos y profesor del ISA intercambió con La Jiribilla algunas ideas sobre esta puesta: “Derrota ha sido un proyecto que ha tenido un camino muy hermoso en Argos Teatro, fue hace como unos cinco años atrás la tesis de graduación en el ISA de algunos de los actores que ahora conforman el elenco más sostenido del grupo: entre ellos, Ediht Obregón, quien ha decidido volver sobre aquel texto para  realizar su primer proyecto de dirección del cual me siento muy orgulloso. Creo que ella, junto con Yeandro, el asistente, han tomado una decisión y se han lanzado a dirigir y a desarrollar sus propias ideas en ese campo, lo cual abre el trabajo de nuestro grupo a nuevas dinámicas”.

Para Edith, dirigir a los actores de cuyo núcleo forma parte no es más que la posibilidad de “defender el espectáculo desde fuera”. La puesta de Derrota fue su tesis de graduación en el ISA, junto con el grupo de jóvenes que en 2004 se graduaban de Actuación bajo la égida de Celdrán. La pieza de Dans, por tanto, marca su génesis cubana según la perspectiva del propio director de Final de partida, Premio de la Crítica 2009.

“He intentado seguir lo que como actriz y alumna me ha enseñado —dice a La Jiribilla, en pocos minutos que los actores aprovechan para descansar entre el ensayo de una escena y otra—; también, lo que he aprendido con sus espectáculos: decir, denunciar. En este caso, como en Talco, la obra es una especie de crítica a ese núcleo de la sociedad aislado que sin embargo convive con nosotros.

“Justo preparando Talco, Derrota surgió como una fabulación entre Carlos y yo. Desde hace mucho tiempo, él y otros colegas habían advertido en mí inclinaciones hacia la dirección, aunque no me lo he propuesto; pero de pronto surgió como algo que podíamos hacer en el grupo, durante este tiempo en que Carlos está en su maestría. Me hubiera gustado que estuviese, pero de cualquier manera ha estado muy conectado.”

Acerca de la continuidad que Derrota supone respecto a la línea de Argos, Celdrán recuerda que “Edith no viene de fuera, su crecimiento y formación como actriz se han producido en el grupo y por tanto es lógico que su primer trabajo de dirección suceda entre nosotros. Sé que el público encontrará en Derrota la marca de lo que ha sido hasta hoy la poética de Argos Teatro, pero a la vez asistirá al comienzo de una búsqueda y un universo de preocupaciones propias. En cualquier caso, estoy seguro de que será teatro contemporáneo, dinámico, austero, esencial, eficaz y personal”.

La joven directora adelanta que “los personajes no tienen nombre: solo son Chico, Madre... Caballo es el único que tiene nombre. Su biografía es escasa. Tuvimos que construirlas a partir del texto. Se basa en circunstancias límite, defendidas siempre por dos personajes en escena, lo cual es un punto en común con Talco. Dramatúrgicamente, está construida por cuadros y todos los personajes son importantes, ya tengan solo una escena o dos”.  

Según lo ha concebido Edith, la obra de Dans —publicada en 1997 bajo la firma de uno de los autores más destacados de la llamada Generación de los 90 y laureada con el Premi Born de dramaturgia española— se define por una búsqueda constante por parte de sus personajes ante la necesidad de escapar de algo: “Todos han perdido el rumbo; en sus búsquedas empiezan a encontrarse y, a la vez, a perder otras cosas”.

En escena, el público advertirá solo dos actores invitados: Camila Carvallo, graduada de la ENA y Yasmany Guerrero, quien trabajó con el grupo en Chamaco. El resto, se corresponden con rostros conocidos por los seguidores de Argos, algunos de ellos premiados varias veces por sus interpretaciones en las puestas de Celdrán: Waldo Franco, José Luis Hidalgo, Verónica Díaz, Alexander Díaz, Yailín Coppola y la propia Edith Obregón.

Desde el 9 de abril y hasta el 31 de julio, Derrota permanecerá en los horarios habituales de la sede. La pasión de Carlos Celdrán por historias contemporáneas “que le lleguen”, poseedoras de una visión, una complejidad, una poética que seduzca a desbaratarla, a invertir la energía enorme para desarrollarla y poder dar una imagen contemporánea, problematizadora de la realidad” será percibida, en principio, en su elección de esta historia para ser montada por Argos. El resto dependerá del ingenio de un colectivo maduro de actores y técnicos, perceptible con acudir a solo algunas horas de ensayo; de la capacidad que muestre Edith en esta primera y difícil incursión como directora teatral; y, por qué no, de la fidelidad de su público: hasta ahora, a prueba de balas, sillas incómodas y combinaciones casi surrealistas de transporte público.

 
 
 
 


galerÍa de imágenes Ensayo

Derrota, obra de Raúl Dans

.
© La Jiribilla. Revista de Cultura Cubana
ISSN 2218-0869. La Habana, Cuba. 2011.