Año VI
La Habana

10 al 16 de MAYO
de 2008

SECCIONES

Página principal Enlaces Favoritos Enviar correo Suscripción RSS

EL GRAN ZOO

PUEBLO MOCHO

NOTAS AL FASCISMO

LA OPINIÓN

APRENDE

LA CRÓNICA

EN PROSCENIO

LA BUTACA

LETRA Y SOLFA

LA MIRADA

MEMORIA

LA OTRA CUERDA

FUENTE VIVA

REBELDES.CU

LA GALERÍA

EL CUENTO

POESÍA

EL LIBRO

EPÍSTOLAS ESPINELAS

EL PASQUÍN

EN FOCO

POR E-MAIL

¿DÓNDE QUIERES QUE
TE PONGA EL PLATO?

 

Los primeros 50 años de la fotografía en Bohemia

Kaloian Santos Cabrera • La Habana

 

A inicios del siglo XX se incrementa la presencia de las fotografías en los medios impresos de Cuba. En las primeras décadas coexisten en la Isla nuevos periódicos y revistas ilustradas herederos de muchos estilos españoles de la centuria anterior. Se destacan, entre otros, periódicos como El Mundo y revistas como Social, Carteles y Bohemia que en este 2008 celebra su centenario.

Salvo algunos hechos, las páginas de estas publicaciones reflejaban, en las dos primeras décadas del siglo XX, un acontecer social basado en fotos de grandes desplazamientos  burgueses.

“Las fotos de las revistas estaban describen Barceló y Fonte en una tesis de diploma dedicada a la fotografía en Bohemia  muy a tono con aquellas crónicas sociales, dulzonas, plagadas de un lenguaje excesivamente literario y poco periodístico. Predominaban los retratos con excelente calidad de impresión de señoritas casamenteras y señoras empechugadas de alta burguesía, así como retratos de artistas de teatro”.

Las graves depresiones económicas en países capitalistas de los años 20, también tocaron a Cuba y se unieron al tiempo hostil del gobierno de Gerardo Machado. Una parte del periodismo cubano fue foco de combate contra la tiranía. Las revistas comenzaron a mostrar desde sus páginas las inquietudes de una generación de intelectuales que luchó por recomenzar la revolución independentistas de las guerras del siglo XIX. Cada vez más, se hacen notables las firmas de prestigiosos cubanos como Rubén Martínez Villena, Raúl Roa, Pablo de la Torriente Brau, Juan Marinello, Samuel Feijoo[1], Enrique de la Osa, entre otros.

Por su extensión, entre otras características, las revistas fueron las publicaciones que más demandaron el consumo de fotografías. Es precisamente en Bohemia donde por esa época ven la luz los resortes que mueven al fotoperiodismo moderno. Sus páginas albergan, por ejemplo, el amplio despliegue gráfico de Generoso Funcasta en el trabajo Cenizas sin muerto escrito por Juan Marinello a raíz del asesinato del líder estudiantil Julio Antonio Mella y el traslado de sus restos a Cuba.

 

Bohemia, con un perfil hasta entonces dedicado a reflejar la vida de la clase nacional burguesa; comenzó a mostrar un periodismo más apegado al reflejo de la realidad cubana de entonces.

La fotografía cubana que, hasta ese momento, había tenido atisbos temerosos hacia la inmediatez de todo lo que acontecía en el país, “encontraba definitivamente en la órbita de la "fotografía viva", una senda oportuna para desarrollarse y desarrollar el periodismo al cual servía”, dicen Barceló y Fonte.

En las décadas siguientes Bohemia se convirtió en referencia para las revistas cubanas y sus influjos sobrepasaron el ámbito nacional. “Desde los acontecimientos  más insulsos hasta los más importantes, desde la insignificante y acaramelada crónica social hasta la denuncia de acontecimientos que convulsionaban el país, pasando por la farándula y la crónica roja a través de una serie de fotos y del fotomontaje se narraba el hecho sangriento dándole visos de realidad aparente Bohemia hizo un uso de la fotografía que la situó en un lugar preponderante dentro del periodismo moderno y contemporáneo”. (Barceló y Fonte)

Con motivo del triunfo revolucionario en enero de 1959 Bohemia editó tres números especiales. Estas ediciones tuvieron una tirada de un millón de ejemplares y fueron denominados Bohemias de la Libertad.  El 11 de enero saltó el primer número con 208 páginas, el 18 del propio mes continuaría su segunda parte y el 1ro de febrero la tercera.

El magazín  hizo un amplio despliegue gráfico nunca antes visto en medios nacionales. Los temas se centran en el triunfo del pueblo y el Ejército Rebelde; la marcha triunfal de la caravana de la libertad por toda la Isla; un recuento de los crímenes cometidos por la tiranía derrocada y los juicios públicos hechos a los esbirros batistianos. Muchas de las fotos nunca antes habían sido publicadas motivo de la férrea censura establecida en Cuba desde el golpe de Estado de Fulgencio Batista, el 10 de marzo de 1952.

 

Las Bohemias de la Libertad sirvieron de puntal a la etapa gloriosa del fotoperiodismo cubano que sucedería en los primeros años de la década del 60.


[1] Samuel Feijóo no solo escribió en Bohemia sino que también hizo las fotos como en el trabajo Acción de la escuela rural.

 

ARRIBA

Página principal Enlaces Favoritos Enviar correo Suscripción RSS
.

© La Jiribilla. Revista de Cultura Cubana
La Habana, Cuba. 2008.
IE-Firefox, 800x600