Año V
La Habana
21 al 27 de ABRIL
de 2007

SECCIONES

Página principal Enlaces Favoritos Enviar correo Suscripción RSS

EL GRAN ZOO

PUEBLO MOCHO

NOTAS AL FASCISMO

LA OPINIÓN

APRENDE

LA CRÓNICA

EN PROSCENIO

LA BUTACA

LETRA Y SOLFA

LA MIRADA

MEMORIA

FUENTE VIVA

REBELDES.CU

LA GALERÍA

EL CUENTO

POESÍA

EL LIBRO

EPÍSTOLAS ESPINELAS

EL PASQUÍN

EN FOCO

POR E-MAIL

¿DÓNDE QUIERES QUE
TE PONGA EL PLATO?

Raúl Roa Kourí:
“No es fácil ser hijo de un grande hombre”

Estrella Díaz • La Habana


El pasado martes 17 de abril al término de un panel realizado en la Universidad de La Habana y en el que se abarcaron distintas facetas de Raúl Roa como profesor de la bicentenaria casa de altos estudios y a propósito de los cien años de su nacimiento, esta reportera tuvo ocasión de conversar con su hijo Raúl Roa Kourí, actual embajador de Cuba ante la Santa Sede.

La breve conversación ocurrió sobre las mismas tablas del Anfiteatro Manuel Sanguily, sala que fue construida e inaugurada en el ya lejano 1956, hace 51 años, gracias a los esfuerzos de Raúl Roa, entonces decano de la Facultad de Ciencias Sociales y Derecho Público de la Universidad de La Habana, luego Canciller de la Dignidad durante el gobierno revolucionario que triunfó en 1959 y, siempre, uno de los intelectuales más preclaros del siglo XX cubano.

Roa Kourí, quien viajó a La Habana para participar en los actos por el centenario de su padre, más que una conferencia, conversó sobre los lazos que lo unieron a ese hombre excepcional que fue “maestro, amigo, compañero y, algo muy importante, un paradigma ético”.

Los otros panelistas fueron Ana Cairo, Juan Nuiry, presidente de la Cátedra José Antonio Echeverría y Víctor Casaus, director del Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau, institución a la que pertenece el sello Ediciones La Memoria, que ha reeditado recientemente Bufa subversiva, libro de Raúl Roa que vio la luz por primera y única vez en 1935.

Sobre este particular dijo Roa Kourí que la reedición de Bufa subversiva es algo que lo ha alegrado mucho porque ese libro, como dijo su padre, “era el más querido por él” e insistió en que el volver a ponerlo a circular “llena un vacío”.

Bufa subversiva, dijo, es el libro de la juventud revolucionaria del 30 que “tiene mucho que decir a la juventud revolucionaria del 2007. Por todo ello creo que es muy importante.

“Además, el introito de Fernando Martínez Heredia y el trabajo de Ana Cairo, que incluye prólogo y notas al pie, enriquecen el libro desde el punto de vista de su presentación y de su comprensión por la gente de hoy. Es un libro tan revolucionario hoy como lo fue entonces.”

La Colección Palabra viva, que edita el Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau retoma ahora el verbo ardiente de Roa…

Me parece excelente. Esta, según he sabido, es una nueva edición en CD. Conozco el primer trabajo que se hizo en formato de casete y que partía de la banda sonora de un documental realizado, en 1977, por Víctor Casaus.

Ese documental, hecho por el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC), trataba sobre la vida de Pablo de la Torriente Brau y mi padre fue su principal testimoniante.

Considero, firmemente, que la Colección Palabra viva es muy importante porque contribuye a conservar y mantener la memoria, pero, además, la memoria viva con la gente hablando. Eso es esencial.

El Centro Pablo entregó uno de los primeros Premio Memoria de investigación testimonial a Manuel González Bello por su proyecto El canciller, y después inició la colección Homenajes de Ediciones La Memoria con Historia de las doctrinas sociales, de Roa…

Historia de las doctrinas sociales es un libro de madurez. Es un libro en el que el viejo, en síntesis muy apretada, hace un análisis a partir del marxismo de todas las grandes culturas y de las doctrinas políticas de las distintas épocas desde la antigua Grecia hasta la Revolución Francesa.

Realmente él siempre tuvo la intención de continuar ese libro, pero nunca contó con el tiempo suficiente debido a sus muchas tareas y, sobre todo, por los deberes revolucionarios que no le permitieron terminar de acometer ese trabajo.

Historia de las doctrinas sociales es importante porque es el único trabajo sistemático que realizó mi padre sobre algo tan esencial como es la evolución del pensamiento político. En ese libro hay muchas ideas valiosas sobre las que todavía hay que reflexionar y analizar.

¿Ha sido difícil para Raúl Roa Kourí ser el hijo de Raúl Roa?

Lo ha sido y no lo ha sido. Ser hijo de Raúl Roa ha sido fácil en el sentido de que con el viejo se podía ser, perfectamente, amigo y compañero. Pero muy difícil en relación con las metas que uno siempre tiene que trazarse o las metas que a veces le trazan a uno.

Realmente, es muy complicado ser hijo de un hombre que, aunque siempre fue un grande hombre muy sencillo, fue un grande hombre. No es fácil ser hijo de un grande hombre.” 

 
 

ARRIBA

Página principal Enlaces Favoritos Enviar correo Suscripción RSS
.

© La Jiribilla. Revista de Cultura Cubana
La Habana, Cuba. 2007.
IE-Firefox, 800x600