Año V
La Habana
200
6

Página principal

Enlaces Añadir a Favoritos Enviar correo

Suscripción

EL GRAN ZOO
NOTAS AL FASCISMO

PUEBLO MOCHO

CARTELERA

GALERÍA

LA OPINIÓN
MEMORIAS
LA CRÓNICA
APRENDE
POESÍA
EL CUENTO
POR EMAIL
LA MIRADA
EN PROSCENIO
LA BUTACA
PALABRA VIVA

LIBROS DIGITALES

LA CARICATURA
NÚMEROS ANTERIORES
LA JIRIBILLA DE PAPEL



RECIBIR LAS
ACTUALIZACIONES
POR CORREO
ELECTRÓNICO
Click AQUÍ

 

Los primeros cien de Juan Pablo Miranda
Bladimir Zamora Céspedes | La Habana
Fotos: Richard y cortesía de Enrique Miranda
 

El domingo 15 de octubre se cumple un siglo del nacimiento de Juan Pablo Miranda, uno de nuestros cultores de la música popular de mayor trascendencia entre cuantos nacieron en el siglo pasado. Fue un destacado flautista, compositor de boleros que muchos ahora mismo puedan estar cantando en su intimidad diaria, sin saber que son de su autoría y director de orquesta de las llamadas charanga a la francesa.

Acabo de conocer personalmente a su hijo Enrique Miranda Echarry, motivado por el interés de conocer más en profundidad sobre la personalidad de Juan Pablo. Más que una entrevista fue una conversación apasionada, donde él demuestra su noble propósito de que  no se pierda la memoria sobre la trayectoria artística de su progenitor, de quien se siente muy orgulloso. Sentimiento que ha logrado trasmitir a sus hijas y su nieto. Lo que podría parecer algo de sola importancia familiar, es en verdad de mucha conveniencia para la cultura del país. Sería muy bueno que hubiera muchos como Enrique, para que no se corriera perpetuamente el riesgo, de quedarnos sin testimonios, actos y nombres de valiosa significación.

Gracias a él puede uno saber que Juan Pablo Miranda, hijo de una familia muy humilde, aprendió a tocar flauta por unos libros que le compró su madre al saberlo interesado y aunque tuviera que hacer otros trabajos para ayudar a su familia;  desde su debut público en 1928 producida en el cabaret “Casino de la Lisa” y hasta sus últimos años, estuvo vinculado íntimamente a ese instrumento.

A finales de la década del 20 fundó la orquesta que llevaba su nombre, pero no la pudo sostener por la difícil situación económica que reinaba en aquel tiempo. Por ello determinó irse a trabajar a diferentes orquestas de prestigio consolidado, como la de Ismael Díaz, la de Everardo Ordaz, la López-Barroso y La Maravilla del Siglo. Ya en los años 50 en medio del furor del chachachá, se ocupa de la flauta en la orquesta Sensación. Posteriormente integra la orquesta Riviera, que amenizaba las cenas del cabaret Tropicana. Su último trabajo fue como flautista y director de la orquesta Siglo XX, una de las importantes instituciones danzoneras de Cuba.

Ahora y en los años por venir valdría recordar a Juan Pablo por su rico desempeño de la flauta, que por suerte quedó registrado en numerosas grabaciones. Hay otra poderosa razón para no dejarlo de tener en cuenta y es su calibre como compositor de boleros que son parte importante de la espiritualidad de la Isla. Empezó a componer allá por 1932  pero, sin duda, sus obras más conocidas llegan con la década del 50 y han sido cantadas por muchas de las más connotadas voces nuestras: Fernando Collazo, Paulina Álvarez, Miguelito Cuní, Rolando Laserie, Vicentico Valdés, Celio González, José Antonio Méndez, Elena Burke, Fernando Álvarez, Angelito Díaz, Marta Valdés…

Enrique Miranda Echarry

Sin duda, la elevación de los boleros de Juan Pablo Miranda en esas voces ha propiciado que cualquier cubano y quién sabe qué cantidad de criaturas de habla hispana en otras latitudes, tengan como palabra propia los versos de piezas como “Qué difícil es”, “Algo de ti”, “Mil congojas”  y “Sin reservas”.

 Tal y como piensa Enrique Miranda Echarry, aunque el amor y el desamor sucesivos produzcan nuevos boleros, siempre habrá necesidad de decir: “Prefiero una y mil veces que te vayas”, o “Tú tienes una forma de querer un poco extraña” y “Escucha esta canción y si te gusta, dímelo”.

SUBIR

 


Página principal

Enlaces Añadir a Favoritos Enviar correo

Suscripción

© La Jiribilla. La Habana. 2005
 IE-800X600