La Jiribilla | Nro. 127
Bienvenidos a LA JIRIBILLA

DOSSIER
EL GRAN ZOO
NOTAS AL FASCISMO

PUEBLO MOCHO

CARTELERA

LIBRO DIGITAL

•  GALERÍA

LA OPINIÓN
LA CARICATURA
LA CRÓNICA
CALLE DEL OBISPO
MEMORIAS
APRENDE
PÍO TAI
EL CUENTO
POR EMAIL
LA MIRADA
EN PROSCENIO
LA BUTACA
FILMINUTOS
LA FUENTE VIVA
NÚMEROS ANTERIORES
Otros enlaces
Mapa del Sitio


RECIBIR LAS
ACTUALIZACIONES
POR CORREO
ELECTRÓNICO
Click AQUÍ

 

Homenaje del ISA a la Nueva Trova
 
Asiste el presidente cubano, Fidel Castro, al homenaje del ISA a la Nueva Trova en la inauguración del presente curso escolar .


Estrella Díaz | La Habana


«Todo lo que he visto, todo lo que he podido apreciar, convierten a este día en uno de los más agradables y felices de mi vida, además me he dado firmemente cuenta de cuántos tesoros hemos acumulado» afirmó —el pasado  martes 7 de septiembre— el presidente cubano, Fidel Castro, durante el acto de inicio del curso escolar 2003-2004 correspondiente al Instituto Superior de Arte y dedicado en esta ocasión al Aniversario 35 del Movimiento de la Nueva Trova.

En ese acto fue entregado, de manos de Fidel, el diploma al Mérito Artístico a una representación (31 artistas) de los fundadores del Movimiento de la Nueva Trova. Ese reconocimiento, que por primera ocasión se concede, se hará extensivo a otros cantautores en diciembre venidero a propósito del Día del Educador. 

En su improvisado discurso —que se extendió por más de dos horas— el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros reiteró que ese acto sirvió para «valorar mejor cosas en las que creo. Para mí estos años de la batalla de ideas han significado el privilegio de conocer a muchas personas de nuestro sector intelectual y artístico».

«Ustedes —insistió Fidel— conocen los conceptos que hemos ido desarrollando  y nuestra aspiración de lograr un pueblo que pueda disfrutar y ser, a la vez, portador de una cultura general integral.  Estoy absolutamente convencido de que lo alcanzaremos en la medida en que hemos ido descubriendo métodos que multiplican los conocimientos».

Al referirse al actual proceso educacional que se desarrolla en Venezuela señaló que por los resultados hasta ahora obtenidos «no habrá gobierno que pueda dejar de hacer una campaña de alfabetización y les advierto que muchos se dirigen a Cuba y comienzan a verla como una especie de Meca».

En relación con las obras constructivas que hay que acometer para restaurar, remozar y concluir las instalaciones del Instituto Superior de Arte, institución que desde 1961 fue calificada como la Universidad de las Artes, dijo que «tenemos una idea más o menos acertada de lo que debe hacerse y conquistar,  conquistar y conquistar es nuestro deber. Lo que estoy haciendo —enfatizó— es tratando de conquistar a quienes no hay que conquistar para que defiendan la idea de que aquí se haga lo que se proyectó, y no dogmáticamente; si algo estuvo incorrecto perfeccionarlo».   

En otro momento de su intervención  Fidel Castro criticó el proceso de globalización que enfrenta actualmente el mundo y señaló que « el hombre de hoy no decide qué refresco toma; a él se lo dicen por televisión…fume esto o lo otro, use esta moda corta o larga. Todo eso está asociado a criterios comerciales. Los medios, que nosotros utilizamos para educar, se usan para envenenar», puntualizó.  

«Por sus defectos nuestro sistema  puede ser criticado, pero tengo la profundísima convicción de que es lo mejor que se ha podido crear.

Hay quienes admiran a Estados Unidos y no se ponen a pensar que al lado de un hombre que tiene 100 mil millones de dólares, hay miles que viven bajo los puentes, tapándose con un periódico. Luego repiten que es el país de la democracia, de la libertad, etcétera, pero existen millones de analfabetos y semianalfabetos.

«Entonces ¿qué libertad de prensa ni de palabra puede haber si la gente no sabe leer ni escribir y miles de millones no rebasan el quinto o el sexto grado? ¿De cuál democracia se habla cuando se refieren al ALCA? —que es un estrangulamiento de la economía, que es la absorción de la economía de nuestros países— y se les dice que es muy bueno porque va a aumentar el comercio. Esa idea la repiten durante horas por la radio, la televisión y la prensa escrita. Tengo la convicción de que la ignorancia ha sido a lo largo de la historia el instrumento por excelencia de la injusticia contra los hombres.»

La doctora Ana María González Mafud, rectora del Instituto Superior de Arte (ISA), al inaugurar el curso y presentar el consejo de dirección aseveró que «entre la sede central de la institución y las Unidades Docentes de Holguín y Camagüey, recibimos hoy 649 estudiantes de curso regular diurno y 720 en las diferentes modalidades de cursos para trabajadores, de ellos 616 provienen de Ciudad de La Habana y 735 de las restantes provincias del país, lo que hace una cifra de 1 369 estudiantes».

Apuntó que «una verdadera revolución en los conceptos pedagógicos —junto a la aplicación de la más novedosa tecnología— tiene lugar hoy en nuestra educación en todos los niveles de enseñanza. La idea de educar, a partir del ejemplo personal del maestro; la idea de educar en el sentido de acompañar la instrucción de la transmisión de valores éticos y en el sentido también de encontrar en la cultura una razón esencial para la creación de esos valores, que hagan de nuestros hombres y mujeres, personas capaces, plenas, felices y útiles, será premisa imprescindible de nuestra labor».

«El Instituto Superior de Arte, su claustro y sus trabajadores, —reiteró la rectora del ISA— en quienes ha primado siempre una pedagogía transgresora, una pedagogía que se ha renovado y enriquecido permanentemente, al conjugar la más rigurosa instrucción especializada, con la más acendrada  formación humanista y una clara comprensión de los procesos que tiene lugar en la cultura, ratifica su deber con la educación de nuestros jóvenes talentos, para formar artistas comprometidos con su arte, con su sociedad, con la historia y la cultura cubana y con nuestra Patria», concluyó. 

Por sus méritos  en el ejercicio del magisterio y por haber dedicado una buena parte de su vida profesional a la enseñanza de la percusión el doctor Lino Neira Betancourt, dio la bienvenida a los estudiantes de nuevo ingreso.

«Todos los que me conocen, observan que hablo y escribo de forma directa, pero con el cuidado de organizar mis ideas más sinceras de la misma manera que preparo mis clases. Desde hace 33 años trato de enseñar con honestidad. Quiero empezar recordando que toda mi formación como artista revolucionario la he recibido en los edificios y casas que conforman las seis hectáreas de terreno del otrora Reparto Country Club de La Habana, devenido Reparto Cubanacán, al que nuestro Comandante en Jefe orientó transformar en la Ciudad del Arte, allá por la década del 60. Me encuentro aquí desde el 29 de mayo de 1962 en que llegué con 10 años ataviado con la pañoleta azul y blanca de los pioneros de entonces, este lugar que fue primero mi camino, la Escuela Nacional de Arte, y más tarde en 1976 el Instituto Superior de Arte como  reflejo del propio desarrollo de la enseñanza artística cubana.

«En este propio edificio viví los días gloriosos de la Crisis de Octubre cuando fue protegido por las ametralladoras y cañones antiaéreos y otros momentos —no menos importantes— como los de la lucha por la liberación de Elián y ahora, los del Frente Antifascista y la indetenible lucha por la liberación de cinco jóvenes profesionales cubanos injustamente presos en Estados Unidos por el delito de amar a su Patria y luchar contra el terrorismo en la principal guarida de los terroristas del mundo.

«La enseñanza del arte es uno de los subsistemas más costosos y golpeados por los efectos del feroz bloqueo estadounidense contra Cuba, sin embargo, a pesar de las contracciones en nuestras matrículas en los peores días del período especial fueron innumerables los jóvenes que pasaron por nuestras aulas.

«Ni antes ni ahora he observado a estudiantes de arte de la Revolución claudicar. Por el contrario, cuando hizo falta estos se pertrecharon con armas y ahora para una nueva forma de lucha fortalecen sus ideas paralelamente a la permanente demostración de calidad de superación, ejecución e investigación artística en cualquiera de los campos de la cultura.

«Cuántos recuerdos vienen a mi mente cuando contemplo a tantos estudiantes reunidos, una gran parte de ellos conocidos y otros recién llegados que conoceré. No importa de qué especialidad o Facultad sean, pues si algo interesante aprendí desde que llegué al Reparto Cubanacán, o la Ciudad del Arte, es que unos y otros estamos separados únicamente para recibir los conocimientos, pero que en la vida real no dejamos de unirnos en eso que hoy llaman trabajo interdisciplinario; el arte, con mayúscula, siempre ha sido y será interdisciplinario, pero en nuestro caso tiene que conjugar tres importantes elementos: lo que se quiere y gusta en lo individual, lo que nuestra preparación y nivel cultural nos hace capaces de hacer y, sobre todo, aquello que es más importante y útil a la sociedad dentro de la corriente estética que se entienda.

«Recuerdo una vibrante e histórica frase que escuché de niño desde el vestíbulo del Teatro Payret mientras esperaba a mi madre que se encontraba reunida allí cuando nuestro Fidel dijera: ‘con la Revolución todo, contra la Revolución nada’. Y que hoy conocemos y estudiamos como el centro telúrico de sus Palabras a los intelectuales, discurso que hizo posible la unidad dentro de la diversidad de los artistas y otros profesionales cubanos y que permitió que en su conjunto hayan podido enfrentar por más de cuarenta años a nuestros enemigos.   

«En nuestra diaria labor artística —reafirmó el doctor Lino Neira Betancourt— debemos mantenernos  tan inteligentemente unidos como lo hacemos en la defensa de nuestra propia identidad. Nunca he escuchado a un gran artista formado en esta institución renegar de ella, incluso hemos escuchado y visto por la radio y la televisión a personas que nunca estuvieron aquí o que solo visitaron sus aulas decir que fueron estudiantes o trabajadores de este centro; tanta es la importancia cultural y trascendencia académica que tuvo.

«La historia recoge lo que realmente cada uno ha hecho, por eso hoy debo recordar a aquellos profesores y estudiantes fundadores de esta Universidad, algunos siempre jóvenes, otros muy mayores o fallecidos. A ustedes —los estudiantes nuevos o continuantes, a los del curso regular o por encuentro de trabajadores— les pedimos que estudien y que conserven las mejores tradiciones de la institución, que aprovechen el esfuerzo que hace nuestro pueblo en pos de su formación y sean siempre útiles».

Por su parte, a la profesora titular del Instituto Superior de Arte, doctora Margarita Mateo Palmer, le correspondieron las palabras de elogio al Movimiento de la Nueva Trova a propósito de su Aniversario 35.

«Honra al Instituto Superior de Arte inaugurar este nuevo curso académico rindiéndole homenaje a los fundadores de la nueva Trova, en cuyo quehacer renace y halla continuidad una larga tradición de la cultura cubana.  Una representación de ellos recibe hoy el Diploma de Mérito Artístico. En este reconocimiento se expresa un sentir más profundo: el de los miles de personas, de diferentes generaciones y procedencias, que durante años, han vibrado con esas melodías y han sentido que su espíritu se expande cuando resuena y se expresa en los versos del trovador. Creo, entonces, que no es necesario preguntarnos ahora, de dónde son los cantantes: ya sus canciones están incorporadas a una tradición cultural que rebasa sus orígenes y los mantiene vivos en la voz del pueblo».

El conocido poeta, compositor y músico cubano Silvio Rodríguez en nombre del grupo de artistas reconocidos con el Diploma al Mérito Artístico, pronunció las palabras de agradecimiento.

El acto concluyó con una velada en la que el Coro Schola Cantorum Coralina y Sonatas Habaneras que dirigen los profesores Alina Orraca y Jesús Ortega, respectivamente, interpretaron  obras de Nicolás Guillén, Pablo Milanés y Silvio Rodríguez.

-----------------------------------------------------------------------------

ARTISTAS A LOS QUE SE LE ENTREGÓ EL DIPLOMA AL MÉRITO ARTÍSTICO

1.- Silvio Rodríguez Domínguez

2.- Vicente Feliú Miranda

3.- Noel Nicola Reyes

4.- Eduardo Ramos Monte

5.- Sara González Gómez

6.- Alfredo Guevara

7.- Augusto Blanca Gil

8.- Lázaro García Gil

9.-Tony Piniella Cañas

10.-Jorge Gómez Barranco

11.-Alberto Faya Montano

12.- Adolfo Costales Vega

13.- Frank Delgado Más

14.- Gerardo Alfonso Morejón

15.- Francisco Amat Rodríguez

16.- Pedro Novo Serra

17.- Roberto Novo Serra

18.-Pedro González

19.- José Ferrer

20.- Luis Llaguno

21.- Liuba María Hevia

22.- Carlos Alfonso Valdés

23.- Pablo Menéndez Dane

24.- Víctor Casaus Sánchez

25.- Ángel Quintero Díaz

26.- André Pedroso Chávez

27.- Mario Crespo

28.- Ele Valdés

29.- Anabell López Domínguez

30.- Miriam Ramos Heres

31.- Omara Portuondo .
 

......................................................................................................

PÁGINA PRINCIPAL
DOSSIER
 
| el GRAN ZOO  | PUEBLO MOCHO | CARTELERA
POR AUTORES | LIBRO DIGITAL 
Otros Enlaces
| Mapa del Sitio | Correo-Electrónico
Actualizaciones por Correo Electrónico

SUBIR



© La Jiribilla. La Habana. 2003
 IE-800X600