La Jiribilla | MEMORIAS  
Bienvenidos a LA JIRIBILLA

DOSSIER 

EL GRAN ZOO 

PUEBLO MOCHO 

CARTELERA 

BUSCADOR 

LIBRO DIGITAL 

•  GALERÍA 

LA OPINIÓN 

LA CARICATURA 

LA CRÓNICA 
MEMORIAS 
EL CUENTO 
EN PROSCENIO 
LA FUENTE VIVA 
Otros enlaces 
Mapa del Sitio 


RECIBIR LAS
ACTUALIZACIONES
POR CORREO
ELECTRÓNICO
Click AQUÍ

 

VERSIÓN PARA IMPRIMIR

MEMORIAS

CINEMATECA DE CUBA

La Cinemateca de Cuba nació el 6 de febrero de 1960. Antes hubo varios cineclubes, algunos muy activos. Uno de ellos se llamó Cinemateca de Cuba, aunque no poseía una colección de cine, lo que caracteriza y define a un verdadero archivo fílmico. Recibían películas a préstamo, las exhibían y comentaban. En ocasiones sus actividades alcanzaban eco en la prensa. Afrontaban la desidia ambiental de un panorama donde la vida cultural resultaba agónica. La existencia de aquel cineclub ha propiciado que algunos intelectuales significativos se atribuyeran una fundación de la Cinemateca de Cuba, sin que lo fuera. Alrededor de los cineclubes se movieron, y formaron un gusto cinematográfico, intelectuales de gran valía y notable exigencia crítica. Tal antecedente, pese a ese error informativo, es de agradecer en un panorama ralo, donde las iniciativas culturales nacían y morían con una intermitencia trágica. Lo mismo pasaba con la producción cinematográfica cubana: las compañías se creaban para generar un filme, o dos, y desaparecían. Sus huellas quedaban en descuidados almacenes y hemerotecas, y en la esperanzada vivencia de sus protagonistas. También dejaban un remanente favorable: los conocimientos técnicos y la ansiedad de poseer, alguna vez, una industria fílmica realmente cubana, que respondiera a la ansiedad de sus creadores y a la avidez de un público cada vez más cinéfilo.

Fue con la constitución del Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos cuando aquellos sueños comenzaron a cumplirse. Y al año de fundado, el ICAIC creó la Cinemateca de Cuba. Su director durante treinta años, Héctor García Mesa, fue un hombre de extraordinaria dedicación, muy recordado en el ámbito del cine cubano y entre los cinematecarios de todo el mundo. Nuestra Cinemateca es miembro de la Federación Internacional de Archivos Fílmicos (FIAF) y de la Coordinadora Latinoamericana de Archivos de Imágenes en Movimiento (CLAIM).

En la "Constancia de Establecimiento" se caracterizó a la Cinemateca de Cuba como "un departamento cultural del ICAIC, con el propósito fundamental de conservar indefinidamente el patrimonio cinematográfico nacional y otros materiales fílmicos extranjeros, para su utilización con exclusivos fines de estudio, investigación, educativos y para su exhibición cultural y no comercial", en atención a "su naturaleza como Archivo Fílmico Nacional". En lo relacionado con el alcance de su ejercicio patrimonial, sus "Estatutos y Reglamentos Internos" especificaron "la conservación indefinida, en primer lugar, del patrimonio cultural cinematográfico nacional de todas las épocas y en segundo orden de prioridades, de todas aquellas obras de la historia y desarrollo del cine mundial y en particular del latinoamericano y caribeño, que por su destacado interés artístico, histórico, técnico o cultural en general, sea posible adquirir".

En los primeros tiempos existió un Archivo Fílmico que servía directamente a la producción cinematográfica del ICAIC y a otros departamentos, entre ellos a la Cinemateca. Aquella convivencia armónica tendría mejor definición en 1989 al incorporar definitivamente el archivo a la Cinemateca de Cuba, desde donde continuó cumpliendo las funciones anteriores. La incorporación, que se hacía "para resolver contradicciones de principios y duplicidad de funciones, así como para eliminar la carga económica que el Archivo representa para la Empresa [Estudios del ICAIC]", permitió "la implementación efectiva de los Estatutos y Reglamentos Internos de la Cinemateca de Cuba, en todas sus partes". Un año después, en 1990, ocurrió en La Habana la Asamblea General anual de la FIAF, acontecimiento con que se celebró, también, esa confirmación de nuestra Cinemateca como verdadero Archivo Fílmico Nacional.

La labor inmediata de la Cinemateca fue rescatar cuanto filme cubano pudiera, ya fuera documental o de ficción y, prioritariamente, los noticieros y documentales cinematográficos que reflejaban aspectos de la historia, las costumbres y acontecimientos trascendentes, pues constituyen un preciado material de estudio para cineastas y especialistas de variadas disciplinas. La sucesiva incorporación de colecciones privadas y de los activos empresariales de distribuidoras y productoras fílmicas, enriquecieron las arcas de la Cinemateca de Cuba. Compras y donaciones de producciones extranjeras las complementaron. El ICAIC le entregaría copias de cada material fílmico de su producción.

Gracias a la contribución del ICAIC, la Cinemateca ha restaurado y pasado a material de seguridad todos los filmes de largo y cortometraje que pudo rescatar de los producidos en el país antes de su fundación en 1960. También conserva materiales de duplicación y copias de exhibición de la producción ICAIC, cuyo laboratorio ha cumplido los trabajos de limpieza y reproducción de copias, siguiendo las normas recomendadas por la Comisión de Preservación de la FIAF. Nuestros fondos también se han nutrido de materiales fílmicos de interés del cine mundial, especialmente de América Latina. Esta última colección se ha constituido en el segundo tema de prioridad de nuestro archivo, al que se suma la correspondiente documentación y catalogación. A ello ha contribuido el hecho de que en La Habana ocurra cada año el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, auspiciado por el ICAIC. Festival que es un punto excepcional para el encuentro de realizadores, técnicos y críticos de cine. Entre nuestros tesoros contamos con un modesto pero significativo museo del cine. Nació de la adquisición y restauración de antiguos equipos. La mayoría de esos objetos fue exhibida durante varios años en el cine La Rampa, en La Habana; en fecha próxima la colección contará con su propia sede.

Tras largos años de preparación, la Cinemateca está en la fase de concluir, para su publicación, el "Cine cubano: Catálogo del ICAIC", donde también se incluye la documentación correspondiente al cine anterior a 1959 (lamentablemente, no se relaciona allí la producción de cine de otras instituciones, lo que requerirá un esfuerzo posterior). El catálogo fue elaborado por la especialista María Eulalia Douglas, con la colaboración de nuestro Departamento de Documentación. También son de esa autora los libros La tienda negra (el cine en Cuba de 1897 a 1990), el Diccionario de cineastas cubanos, la Guía temática del cine cubano, el folleto Premios y distinciones nacionales e internacionales ganados por el cine cubano. En esos libros aparecen fichas técnicas, sinopsis, notas de interés histórico o anecdótico, los premios conquistados por los filmes y la información sobre su conservación (o no) en la Cinemateca de Cuba. Nuestros especialistas, junto a otros estudiosos y críticos cubanos invitados, han concluido este primer tomo de Coordenadas del cine cubano. Otro libro en preparación es "El cine soviético de principio a fin", de la investigadora Zinaida Barash, especializada en la producción fílmica del Este europeo. Quien por mucho tiempo fuera la especialista principal de nuestra Cinemateca, la investigadora Teresa Toledo, reunió en un volumen la documentación de los primeros Diez Años del Festival del Nuevo Cine Latinoamericano, de obligada referencia para quien desee adentrarse en la producción fílmica de nuestro continente. Las investigadoras Alicia García y Sara Vega se han especializado en la cartelística de cine, arte aplicado que en nuestro país alcanzó un nivel subrayado por la crítica internacional y devino fuente de un peculiar coleccionismo. De ellas son las publicaciones La otra imagen del cine cubano, catálogo de una exposición antológica en nuestra sede, y "Carteles son... carteles del ICAIC", de próxima edición. Sumada a la labor de investigación y edición de textos, los especialistas de la Cinemateca de Cuba han dictado conferencias en universidades y centros culturales de Cuba, América Latina, Europa y Estados Unidos.

La Cinemateca posee documentos, guiones y datos específicos del cine cubano, una extensa colección de fotografías de producción, carteles, materiales publicitarios, recortes de prensa de diversos temas, libros especializados y referenciales. Ha reunido una amplia y bien clasificada documentación sobre el cine latinoamericano. Mantiene una biblioteca y una hemeroteca especializadas en cine y otras artes visuales, que son consultadas por investigadores y estudiantes, y un crecido número de profesionales del cine. La Cinemateca de Cuba sostiene relaciones de intercambio con numerosos colegas miembros de la FIAF y de CLAIM. Ha organizado encuentros de instituciones pariguales y participado en seminarios y reuniones organizadas por ellas. También ha prestado servicios de asesoramiento a cinematecas en formación en diversos países del Tercer Mundo. Colabora habitualmente con la Escuela de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños, desde su fundación en 1987; ha contribuido con materiales y asesoría al desarrollo de su Centro de Documentación; sus estudiantes tienen libre acceso a nuestras exhibiciones de filmes. También presta su apoyo a proyectos de la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano, con sede en La Habana, relacionados con la salvaguarda del patrimonio audiovisual latinoamericano y con investigaciones acerca del cine en el país.

Gracias a la persistencia de sus servicios de documentación y a sus programas de exhibición de filmes, la Cinemateca de Cuba ha devenido escuela de varias generaciones de cineastas cubanos y extranjeros. Esas actividades han contribuido a que sea, más que un centro de conservación de cine, parte viviente y reflejo de la cultura cinematográfica. Es algo que se le reconoce internacionalmente en sus cuarenta años de existencia, como parte activa de las instituciones que conforman la Comisión Nacional Cubana de Patrimonio Cultural.


Tomado de Coordenadas del cine cubano 1, coordinado y editado por  Reynaldo Gonzáles, Ed. Oriente, 2001
.

MEMORIAS ANTERIORES

......................................................................................................

PÁGINA PRINCIPAL
DOSSIER
 
| el GRAN ZOO  | PUEBLO MOCHO | CARTELERA
POR AUTORES | LIBRO DIGITAL 
Otros Enlaces
| Mapa del Sitio | Correo-Electrónico
Actualizaciones por Correo Electrónico

SUBIR



© La Jiribilla. La Habana. 2002
 IE-800X600