La Jiribilla | DOSSIER                                                           
Bienvenidos a LA JIRIBILLA

DOSSIER  

EL GRAN ZOO 

PUEBLO MOCHO 

CARTELERA 

POR AUTORES 

LIBRO DIGITAL 

•  GALERIA 

LA OPINIÓN 

LA CARICATURA 

LA CRÓNICA 
MEMORIAS 
EL CUENTO 
Otros enlaces 
Mapa del Sitio 
 


RECIBIR LAS
ACTUALIZACIONES
POR CORREO
ELECTRONICO
Click AQUI

 

   

EL INDIO NABORÍ

Quizás por su origen de gente de pueblo, prefirió ser indio a cacique, como se llamaban así mismos por entonces los cantores.

Desde muy niño, allá en la periferia habanera de San Miguel del Padrón, le brotaron, como trino de sinsonte y susurro de hojas, las primeras rimas.

De los de abajo siguió siendo Jesús Orta Ruíz aún cuando halló otros horizontes en los bosques y serranías de libros donde aprendió que lo culto podía ser popular y viceversa, y ya, desde que publicó sus primeros versos y comenzó a entonar por radio sus canciones, se convirtió en una de nuestras figuras emblemáticas del neopopularismo de la Generación del 27.

Ni el aprendizaje y el ejercicio de las más variadas formas clásicas y del versolibrismo, lograron distanciarlo de la gente de la tierra a las que siguió dibujando, como mejor se hace, con trazo de testigo cómplice, en una extensa obra que puede definirse, desde el punto de vista temático, como campesina, social y autobiográfica.

El Premio Nacional de Literatura de 1995, hizo también, desde muy joven, poesía desde el compromiso por lo que no es de extrañar que el monte infinito de la Revolución deviniera uno de sus principales temas.

Como la de un bardo de la clásica Grecia, su obra, que se extiende además por el ensayo y el periodismo, narra en décima la epopeya cubana de estos últimos 42 años.

No me asusta morir... Sólo lamento
no tener ojos para ver las cosas
que se transformarán: zarzas en rosas,
lobos en hombres, polvo en monumento.

No me asusta morir... Sólo lamento
ser sordo como el frío de las losas
cuando vengan las músicas gloriosas,
cuando una larga risa sea el viento.

Sólo lamento no tener mi tacto
cuando sea concreto el mundo abstracto
que en crisoles de sueño se moldea.

No me asusta morir... Sólo lamento quedarme quieto cuando todo sea
la perfecta expresión del movimiento.
 

Fragmentos del vídeo
Sigo empeñado en decir
canta:
Jesús Orta Ruiz
(9 MB, MPEG)

VERSION PARA IMPRIMIR
......................................................................................................


PAGINA PRINCIPAL

DOSSIER
 
| el GRAN ZOO  | PUEBLO MOCHO | CARTELERA
POR AUTORES | LIBRO DIGITAL 
Otros Enlaces
| Mapa del Sitio | Correo-Electrónico
Actualizaciones por Correo Electrónico

SUBIR



TIENDA DIGITAL
Música Cubana


© La Jiribilla. La Habana. 2001
Sitio auspiciado por el Periódico Juventud Rebelde
 IE-800X600