La Jiribilla | LA OPINIÓN
Bienvenidos a LA JIRIBILLA

DOSSIER 

EL GRAN ZOO 

PUEBLO MOCHO 

CARTELERA 

BUSCADOR 

LIBRO DIGITAL 

•  GALERÍA 

LA OPINIÓN 

LA CARICATURA 

LA CRÓNICA 
MEMORIAS 
EL CUENTO 
EN PROSCENIO 
LA FUENTE VIVA 
Otros enlaces 
Mapa del Sitio 


RECIBIR LAS
ACTUALIZACIONES
POR CORREO
ELECTRÓNICO
Click AQUÍ

 

VERSIÓN PARA IMPRIMIR

FLORES DE PAPEL

Este fin de siglo cargó con sus nuevos mitos a cuestas, flores de papel que sembró cuidadosamente, para que pareciesen verdaderas.

Enrique Ubieta Gómez | La Habana


"Un mito es una profecía autocumplida", me recordaba ayer Beatriz Stolowicz, profesora universitaria y analista política mexicana. Este fin de siglo cargó con sus nuevos mitos a cuesta. Previamente, en los años noventa, "consagró" como tales algunas verdades incómodas y las arrancó como "hierbas malas" del césped burgués. Pero enseguida creó mitos de laboratorio, flores de papel que sembró en su lugar cuidadosamente, para que pareciesen verdaderas. Esta semana ha llovido mucho en La Habana, como para hacer crecer las flores naturales y destruir las falsas. 
Bajo la lluvia tocó la puerta de mi casa un visitante inesperado: Vasia, antiguo compañero de aula de la Universidad de Kiev, en la desaparecida URSS. Traía en sus manos un ramo de flores falsas destruidas por el agua y quería mostrármelas. No las compren, dijo, son de papel. Me contó que en 1989, los mineros soviéticos se fueron a la huelga. Tenían un salario alto, pero faltaban los productos suntuarios en las tiendas. Los mineros criticaban al Partido porque tenían que hacer colas interminables para comprar autos. En el 2001, los mineros ucranianos volvieron a la huelga: pedían que se les pagara el salario mínimo que los nuevos dueños habían establecido. Hacía diez meses que no cobraban. Hubo quien compró una flor de colores fosforescentes: la posibilidad de construir pequeños negocios prósperos. En Ucrania, en apenas unos años, nueve consorcios acapararon el 80 por ciento de las propiedades. Vasia no era miembro del PCUS antes del año 1991. Ahora es un destacado dirigente comunista.
Caía ayer un aguacero tropical sobre el Palacio de las Convenciones donde sesionaba el X Encuentro del Foro de Sao Paolo -entidad que agrupa a los partidos políticos de la izquierda latinoamericana--, y muchos delegados exhibían sus flores ajadas. Argentina, que alguna vez fue enarbolada como ejemplo de aplicación exitosa del neoliberalismo, se explicaba ahora como paradigma del fracaso neoliberal, con un 20 por ciento de desempleo, 15 millones de pobres y 4 millones de indigentes. En la gran nación sudamericana, 85 niños mueren diariamente por causas evitables. "Ha fracasado también -me comentó el argentino Patricio Echegaray-la idea de que la conjunción de la libertad de mercado sin restricciones con la democracia representativa, traería un avance de las libertades democráticas, de los derechos humanos". En el país austral el Gobierno neoliberal ha instaurado una dictadura civil. 
Cargada así de mitos que se revelaban fraudulentos, la humanidad había cruzado la frontera simbólica del nuevo milenio. Algunos partidos de izquierda -señalaba con agudeza Beatriz Stolowicz--, quedaron presos en los límites de un discurso antineoliberal que aceptaba la inevitabilidad del capitalismo. La puertas se cerraron ("el fin de la historia", rezaba otro mito), y han sido entreabiertas por el pueblo. Las redes de organizaciones sociales exigen soluciones anticapitalistas. En ese contexto, lo ocurrido el 11 de septiembre fue doblemente trágico: por las vidas inocentes (norteamericanas y afganas) sacrificadas, y porque permitió que el imperialismo estadounidense reorganizara la represión de los pueblos embaucados. 
El Foro de Sao Paolo, en su reunión de La Habana, ha insistido en la denuncia de esos mitos finiseculares. Muchos han arrojado las flores de papel al cesto de la historia. Y he visto a algunos militantes anónimos aparecer hoy con la vieja y nueva, la verdadera flor roja en la solapa, capullos recién abiertos por esta lluvia incesante que limpiará de oprobio las calles del planeta.

......................................................................................................

PÁGINA PRINCIPAL
DOSSIER
 
| el GRAN ZOO  | PUEBLO MOCHO | CARTELERA
POR AUTORES | LIBRO DIGITAL 
Otros Enlaces
| Mapa del Sitio | Correo-Electrónico
Actualizaciones por Correo Electrónico

SUBIR


Del 7 al 17 de Febrero
del 2002


© La Jiribilla. La Habana. 2001
Sitio auspiciado por el Periódico Juventud Rebelde
 IE-800X600