La Jiribilla | LA OPINIÓN                                                           
Bienvenidos a LA JIRIBILLA

DOSSIER 

EL GRAN ZOO 

PUEBLO MOCHO 

CARTELERA 

BUSCADOR 

LIBRO DIGITAL 

•  GALERÍA 

•  LA MIRADA 
LA OPINIÓN 

LA CARICATURA 

LA CRÓNICA 
MEMORIAS 
EL CUENTO 
EN PROSCENIO 
LA FUENTE VIVA 
Otros enlaces 
Mapa del Sitio 


RECIBIR LAS
ACTUALIZACIONES
POR CORREO
ELECTRÓNICO
Click AQUÍ

   

INJUSTICIA DURADERA

Fernando Martínez Heredia | La Habana

Hace siete años y medio escribí este pequeño texto, un día en que la rabia era mucho más fuerte que la esperanza. Había escuchado, en las rápidas de un noticiero radial, una escueta noticia. En realidad era un hecho tan brutal que no resistía ninguna ampliación. Pero ahora, ya convenientemente olvidadas todas las tonterías que se dijeron y escribieron acerca del nuevo milenio, se levanta sin miedo la continuidad de la infamia y se afirma sin rubor que "el Medio Oriente es una región particularmente explosiva". Por eso he preferido volver a poner por un momento ante todos a aquella mujer y a su criatura, hacerla retornar del mar de sangre y del ataúd de flores, tremolar otra vez el maravilloso deseo de vida que traían ellos ¿ellas? dos. Esto tiene que producir vergüenza. Y la vergüenza, escribió una vez un joven sabio, es un sentimiento revolucionario.

Del cable: "Mataron hoy granjeros en Cisjordania a una mujer palestina en avanzado estado de gestación"

Perdida en la premura de un resumen de noticias sólo tuvieron cuatro segundos antes de desaparecer la mujer y su niño (¿su niña?).No hubo más espacio para ellos. Ruanda, Yeltsin, los bosnios y los serbios, la OTAN, Corea del Norte, elecciones al sur (Sudáfrica, Argentina). Y las conversaciones. Preocupaciones de los Clinton por la salud de sus paisanos. La ONU, la OEA, los emigrantes. En realidad eso no ha sido injusto: no cabían.
Ya ayer salió que dos soldados mataron a un viejo palestino que intentaba agredirlos con un hacha. Y si no estaba ceeneene perdieron su última oportunidad. Después de todo no tenían, la mujer ni su niña (¿niño?),ni un lugar en el mundo. 

De esta noticia nadie hará un análisis de texto:
"Mataron hoy": si están matando siempre
"granjeros": dueños de granjas, de sus fusiles y de su odio
"Cisjordania": tienen tantos nombres donde morir, y ninguno se llama Palestina
"a una mujer": ¿este no es el Año de algo de la mujer?
"palestina": "mata a todo hombre, mujer o niño" (Adolfo Hitler, 1941. No hace una semana, todo Israel conmemoró el holocausto de los hebreos europeos)
"en avanzado estado de gestación": los tobillos hinchados, y en el rostro un suave aire de superioridad. Casi al nacer una persona.

Por lo demás
la cosa marcha
se esperan pocas lluvias
por la tarde. 
Hoy cumple años
una amiga mía
pasan dos con un cake en bicicleta
cenaremos con chícharos y huevo. 
Pero un sabio ha predicho
tercamente,
sin grants, amigos ni laboratorios, 
que sin que se aproxime un cataclismo, 
quizás por causas cognoscibles, 
dentro de un tiempo mensurable,
de la aún rica biodiversidad
tan sólo quedará la especie de los cerdos.


12 de abril de 1994

VERSIÓN PARA IMPRIMIR

......................................................................................................

PAGINA PRINCIPAL
DOSSIER
 
| el GRAN ZOO  | PUEBLO MOCHO | CARTELERA
POR AUTORES | LIBRO DIGITAL 
Otros Enlaces
| Mapa del Sitio | Correo-Electrónico
Actualizaciones por Correo Electrónico

SUBIR


Del 7 al 17 de Febrero
del 2002


© La Jiribilla. La Habana. 2001
Sitio auspiciado por el Periódico Juventud Rebelde
 IE-800X600