La Jiribilla | DOSSIER                                                           
Bienvenidos a LA JIRIBILLA

DOSSIER 

EL GRAN ZOO 

PUEBLO MOCHO 

CARTELERA 

POR AUTORES 

LIBRO DIGITAL 

•  GALERIA 

LA OPINIÓN 

LA CARICATURA 

LA CRÓNICA 
MEMORIAS 
EL CUENTO 
EN PROSCENIO 
LA FUENTE VIVA 
Otros enlaces 
Mapa del Sitio 


RECIBIR LAS
ACTUALIZACIONES
POR CORREO
ELECTRONICO
Click AQUI

   

Rollo Nro. 5

55 HERMANOS Y UNO QUEMA´O

Entrevista (Elián):
-Al llegar a Miami allí empecé a estudiar, y de paso, conseguí un trabajito, como dice uno, vendiendo periódicos en una esquina. Entonces terminaba el colegio y salía a vender periódicos en esa esquina. Seguí estudiando y trabajando. Me conseguí un trabajo entonces en el colegio, donde limpiaba el piso, barría después del Colegio. Eso me privó de participar en los deportes, que es una de las cosas que a mí siempre me ha gustado, este... porque cuando la gente practicaba y estaba en los "times" , a mí me tocaba limpiar. Estando en ese colegio, como dije antes, ahí había muchachos con diferentes problemas. No todos eran problemáticos, pero se aceptaban toda clase de muchachos y ocurrió que un día uno de los estudiantes, un negrito, que había allí, llegó y con una pistola, un calibre 38, y bueno pues mató a un profesor e hirió al director. Me hirió a mi también, me tiró tres tiros y con uno de ellos me dio en la espalda y es...Es una cosa...eso ocurre allí mucho. Este muchacho, por ejemplo, había ido a los Estados Unidos, su mamá lo había llevado, ambos de color, y al llegar allá se tuvieron que mudar a un barrio de gente de color que es como se vive allá. Allá viven aparte los que se consideran blancos y la gente de color. Estando en ese barrio los primeros días vio como su mamá fue violada. Es una gran pena, una gran pena, que a muchos esos muchachos los padres los mandaron para allá pensando que eso era otra cosa. Y después esos mismos padres han podido viajar más tarde y se han encontrado que los muchachos en vez de estar... son delincuentes o tipos tristes, amargados con un vacío que no pueden llenar.

Porque cuando uno lo ha vivido, como lo he vivido yo, yo sé lo que es eso y eso no es lo que uno se espera. No es eso lo que yo me esperé nunca, ni lo que mis padres se esperaron.

-¿Para qué viniste a Cuba?

-Conocí a algunos y otros los conocía ya de la universidad, muchachos con inquietudes políticas. Me dijeron que ellos pensaban venir a Cuba y que si yo quería podía venir con ellos. Yo acepté con gusto. Pero se los advertí, que yo venía en una posición política. Yo se los dije seriamente, que yo venía a Cuba a ver objetivamente las cosas. A convencerme por mi mismo cuando yo viera las cosas que yo no veía, que yo tenía que ver de verdad lo que había aquí y convencerme por mí mismo.

-¿Cuál es tu nacionalidad en estos momentos?
-Yo soy cubano, yo nunca he renunciado a mi nacionalidad cubana. Soy residente en los Estados Unidos, pero ni siquiera he pensado nunca en convertirme en ciudadano americano.

-¿Y por qué?
-Es que no me atrae, no le veo... No quisiera ser un americano, no quisiera ser parte de lo que está ocurriendo, de lo que son ellos, de lo que representan para mí, al menos.

Entrevista Elián (Playa)
-Me siento triste de que quizás mis padres no hayan tenido la visión... para quedarse aquí y ver que el sistema iba a avanzar y... me siento como... como que pertenezco más al lugar este...que le que he pertenecido... en los Estados Unidos, en todos los 16 años que he estado allá, me he sentido un extraño... me he sentido un extraño...Me parece que es parte de mí, ¿tú sabes?...

Entrevista 0 y 21
Jesús: ¿Hubo un momento en que ustedes se perdieron como cubanos?

Mariana: Sí, lo hubo. Ese es el trauma psicológico que todos tenemos en común. No sólo a nosotros que nos conocemos, hermanos, sino a todos los cubanos jóvenes que nos hemos reencontrado en los últimos cinco años. Nos hemos conectado de una forma muy emocional por la cuestión de la identidad.

Una vez una cosa que me afectó a mi mucho fue cuando el movimiento de los Panteras Negras, que vinieron a hablar los Panteras Negras a la Universidad donde yo estudiaba. Y yo en mi inocencia y mis cosas.

...Ah, no, maravilloso todo eso. Y entonces muy ingenua yo les pregunté una pregunta, no me acuerdo ni qué era precisamente la pregunta. Entonces me pregunta el hombre, porque estaba muy beligerante en ese momento, estaba muy... una cosa muy inacionalista, muy antiblanco también y entonces me dice: "¿De dónde eres tú?" Yo ya muy calmadamente, como le decía a todo el mundo que me hacía otra pregunta, yo soy cubana. Y me empieza a echar la descarga de cómo yo podía ser agente de la CIA que no sé qué... que los gusanos. Y yo me quedé completamente paralizada, pero paralizada completamente. Y dije:¿ Qué es esto?, ¡Dios mío! Esta gente me está mirando completamente distorsionadamente. Yo me fui para mi cuarto y me puse a llorar. Yo no entendía el contexto en que me estaban definiendo a mi, porque yo verdaderamente no estaba consciente de esa definición. Y ahí es que uno tiene que chocar con el hecho de que es cubano y el hecho de la Revolución.

Jesús: ¿Qué edad tú tienes?
Mauricio: Yo tengo 19 años, voy a cumplir 20.
Negrito: Yo tengo 24 ahora cumplidos el 4 de diciembre.

Jesús: ¿Tú vives aquí?
Negrito: Sí, vivo aquí en este edificio.
Jesús: ¿Desde cuándo?
Negrito: Hace alrededor de 20 años, casi desde el triunfo de la Revolución, del 60-61.

Jesús: ¿En qué año se fueron ustedes?
-¿En qué año? En el 60. Tiene que haber sido por ahí en la misma fecha.
- ¿Y tus padres qué hacen?
-Mi madre es tabacalera.
-¿Y tú que haces ahora?
-Soy enfermero naval de la flota de Navegación Caribe. Graduado hace dos años, más o menos.

Continuará...

Rollo # 1
Rollo # 2
Rollo # 3
Rollo # 4

VERSION PARA IMPRIMIR

......................................................................................................

PAGINA PRINCIPAL
DOSSIER
 
| el GRAN ZOO  | PUEBLO MOCHO | CARTELERA
POR AUTORES | LIBRO DIGITAL 
Otros Enlaces
| Mapa del Sitio | Correo-Electrónico
Actualizaciones por Correo Electrónico

SUBIR



TIENDA DIGITAL
Música Cubana


© La Jiribilla. La Habana. 2001
Sitio auspiciado por el Periódico Juventud Rebelde
 IE-800X600