La Jiribilla | DOSSIER                                                           
Bienvenidos a LA JIRIBILLA

DOSSIER 

EL GRAN ZOO 

PUEBLO MOCHO 

CARTELERA 

POR AUTORES 

LIBRO DIGITAL 

•  GALERIA 

LA OPINIÓN 

LA CARICATURA 

LA CRÓNICA 
MEMORIAS 
EL CUENTO 
EN PROSCENIO 
Otros enlaces 
Mapa del Sitio 


RECIBIR LAS
ACTUALIZACIONES
POR CORREO
ELECTRONICO
Click AQUI

   

Museo Nacional de Bellas Artes
REABRE EL PALACIO

El renovado Museo Nacional de Bellas Artes es una opción insoslayable para quienes decidan adentrarse en los misterios del arte, la cultura y la historia de esta Isla. 

Joel del Río | La Habana    

A casi noventa años de que se inaugurara su primer antecedente, acaba de ser reinstaurado el Museo Nacional de Bellas Artes, apertura esta que significa en pocas palabras, más espacio para las artes plásticas, más luz, más colores, más cultura al alcance de todo aquel que se anime a llegar por la manzana limitada por las calles Ánimas, Zulueta, Trocadero y Monserrate, donde se exhibirá, a partir de ahora, el más completo y detallado panorama de la pintura cubana.
A comienzos de este Siglo XXI en que parecen estar demasiado a la moda vocablos como desmemoria y frivolidad, renace con un ímpetu devenido lustre y deslumbramiento, el mayor y más importante de los espacios expositivo-pictóricos de Cuba. En virtud del esfuerzo y la perseverancia, del conocimiento y la sensibilidad de muchísimos amantes de la belleza, se nos restituye esta catedral del color y de la historia, en medio de un alborozo innombrable. ¡Qué suerte que todavía son muchos los que ven una fiesta innombrable en la reapertura, ampliación y absoluto remozamiento de un museo!
Aunque no llevara ese nombre, el Museo Nacional de Bellas Artes cuenta con su más remoto antecedente en 1913, cuando todavía no ocupaba su emplazamiento actual. Entre 1952 y 1954 se construyó el edificio de corte racionalista, que sería sede de la prestigiosa institución por más de medio siglo, y que llegaría a exhibir, después del triunfo revolucionario, una de las mayores y más completas colecciones de obras de arte con que cuenta Iberoamérica. Esa era su categoría antes de la presente restauración, así que le confiero al lector absolutamente todo el derecho de que juzgue por sus propios ojos, y decida por sí mismo cómo categorizar la institución luego de tan provechosa y deslumbrante metamorfosis. 
La fecha de ayer, 18 de julio de 2001 será anotada como el día en que ocurrió un acontecimiento excepcional en la historia cultural de este país: la restauración, redistribución y ampliación del hogar donde por tantos años han morado las mil imágenes que conforman nuestro patrimonio plástico, acompañadas, en plena armonía, por insignes "visitantes" foráneos. El Museo respirará un nuevo aire, exhibirá destellos y vibraciones que desconocía hace unos años. Allí se concentrará una historia completa, una antología impecable de nuestros grandes maestros y de todos los períodos atravesados por la pintura cubana, desde el fundacional hasta los maestros más contemporáneos. El Palacio de Bellas Artes, como también se le conoce a la sede tradicional, acogerá la muestra exhaustiva del desarrollo plástico en Cuba, desde la primera autoafirmación en la época colonialista (la Academia San Alejandro fue fundada en 1818) pasando por las audacias de la escuela moderna, en los años veinte y treinta del Siglo XX, hasta la multiplicidad de escuelas, generaciones y estilos que caracterizara a la pintura cubana desde la década del sesenta hasta hoy. 
Pero no se reduce a su antiguo recinto el nuevo museo. Por supuesto se ha extendido por edificios colindantes, para exhibir más racionalmente sus muchos tesoros. Su sede tradicional se ha expandido y complementado en dos edificaciones colindantes: la última planta del edificio vecino (en Empedrado y Monserrate) se dedicará a exposiciones transitorias de la joven plástica cubana, mientras en el añejo, ecléctico, y siempre impresionante Centro Asturiano, se concentrará toda la colección de pintura, grabado y escultura internacional. 
Las áreas exhibidoras recién inauguradas duplican el territorio anterior usado en tales menesteres, que terminó siendo exiguo para mostrarle al público una descomunal colección de obras de arte tasada en unos seiscientos o setecientos millones de dólares. En el antiguo Centro Asturiano, ahora parte del museo, podrá disfrutarse de la exposición permanente de pintura y escultura internacional, dentro de la cual destacan las obras maestras procedentes de Egipto (desde el 3400 al 300 a.n.e.), de los tres períodos fundamentales de la escultura griega (arcaico, clásico y helenístico), así como del arte decorativo romano. Ese espacio será compartido por la mayor colección que existe en Latinoamérica de pintura extranjera (renacimiento y barroco italiano, español, alemán, holandés, flamenco) y por la más completa muestra de plástica española que exista fuera de España: Murillo, Zurbarán, Ribera, Sorolla, amén del muy valioso conjunto de obras pictóricas inglesas, donde no faltan Gainsborough, Reynolds, Turner o Romney. Entre las novedades de la reinauguración se cuentan dos salas que se consagrarán a la pintura norteamericana y latinoamericana, dos secciones que antes no existían.

El renovado Museo Nacional de Bellas Artes es una opción insoslayable para quienes decidan adentrarse en los misterios del arte, la cultura y la historia de esta Isla. Y conste que no solo Cuba es la encrucijada que signa los propósitos y ambiciones de esta flamante institución, asentada en los bordes de La Habana Vieja. También en sus salas y galerías puede uno asomarse al balcón de innumerables épocas, creadores, estilos y países. En pocas palabras, esa parece ser la suerte mayor de esta renovación: reabrir un palacio con muchas, muchísimas ventanas, siempre abiertas a la imaginación, la creatividad y la memoria agradecida de mil generaciones.

VERSION PARA IMPRIMIR

......................................................................................................

PAGINA PRINCIPAL
DOSSIER
 
| el GRAN ZOO  | PUEBLO MOCHO | CARTELERA
POR AUTORES | LIBRO DIGITAL 
Otros Enlaces
| Mapa del Sitio | Correo-Electrónico
Actualizaciones por Correo Electrónico

SUBIR



TIENDA DIGITAL
Música Cubana


© La Jiribilla. La Habana. 2001
Sitio auspiciado por el Periódico Juventud Rebelde
 IE-800X600