La Jiribilla | DOSSIER                                                           
Bienvenidos a LA JIRIBILLA

DOSSIER 

EL GRAN ZOO 

PUEBLO MOCHO 

CARTELERA 

POR AUTORES 

LIBRO DIGITAL 

•  GALERIA 

LA OPINIÓN 

LA CARICATURA 

LA CRÓNICA 
MEMORIAS 
EL CUENTO 
EN PROSCENIO 
Otros enlaces 
Mapa del Sitio 


RECIBIR LAS
ACTUALIZACIONES
POR CORREO
ELECTRONICO
Click AQUI

   

LA ECHENIQUE

Enrique Núñez Rodríguez | La Habana

Eran los días en que casi todo se iniciaba, cuando estrenábamos desde una radical Reforma Agraria hasta un show en el Internacional de Varadero, con música escrita especialmente para el espectáculo y un gigantesco elenco compuesto por primerísimas figuras, cuerpos de bailes, coreógrafos, compositores, arreglistas, directores, cantantes, etcétera, etcétera. Se intentaba un tipo de espectáculo distinto en el mundillo del cabaret. Las codiciadas cabañas de Mar Azul, aledañas al hotel, se convirtieron en el campamento de los artistas. Tuve la suerte de ser designado algo así como guionista y director general del grupo. Eran también los tiempos en que el Departamento de Seguridad del Estado (DSE) daba sus primeros pasos en el camino de preservar el orden en el famosísimo centro turístico. Entonces la gracia popular reconocía al Departamento como "el Aparato". Poco antes de salir hacia Varadero, me llamaron de la Empresa de Espectáculos del INIT con el fin de tener una entrevista con el compañero encargado por el DSE para atender el sector de la cultura en la zona. Me explicó la importancia que concedían a Varadero, como centro turístico internacional, y me anunció que designaría a una persona para que colaborara conmigo, o yo con ella, en evitar manifestaciones antisociales y todo tipo de actividad delincuencial. "La persona" se identificaría conmigo en cualquier momento y yo debía mantener en secreto su identificación y funciones.
La noche que llegamos a Varadero asistimos al espectáculo que íbamos a sustituir con el nuestro (que sería una comedia musical que habíamos intitulado Me caso con una sirena). María de los Ángeles Santana, Armando Bianchi, Los Zafiros originales, María Álvarez Ríos, como compositora, el cuerpo de baile en pleno, ocuparon las mesas del cabaret. Yo con ellos. De pronto, se me acercó una bella rubia del grupo de bailarinas y, por debajo de la estridente música del espectáculo que presenciábamos, me susurró al oído: "Yo soy la persona". Y se alejó, perdiéndose entre las mesas con cierto aire de Mata Hari tropical y ondulante.
Disfrutamos del espectáculo. Al finalizar, el grupo de dirección se quedó conmigo, comentando lo visto y haciendo planes para nuestro show. Ya bien entrada la madrugada decidimos ir a descansar en nuestras cabañas. Cuando nos acercábamos al lugar, escuchamos un fuerte escándalo. La voz de la Echenique, una inquieta bailarina, simpática y dicharachera, nos llegaba descompuesta y agresiva. Observé, que discutía con la misteriosa rubia que, horas antes, se había identificado como mi secreta colaboradora. No estaban de acuerdo con las camas que les habían tocado en la cabaña que ambas compartían. Las dos aspiraban a la cama que más se beneficiaba con el aire acondicionado, la Echenique alegaba categoría artística y antigüedad en el grupo. La rubia gritaba que la cama le había sido asignada a ella por la dirección. Las voces y los ademanes se hacían cada vez más agresivos. Entonces la Echenique gritó, como para que la oyera todo Varadero:
-Pues yo voy a coger esa cama. Y a mí sí que se me importan tres pitos que tú seas del Aparato.
El teléfono directo que me habían dado para cualquier situación difícil, sonó en La Habana.
Eran las cuatro de la mañana del día en que habíamos arribado a Varadero. Me limité a informar, en mejor estilo de las novelas de espionaje que al leído:
-"La persona" se quemó esta misma noche.

VERSION PARA IMPRIMIR
......................................................................................................

PAGINA PRINCIPAL
DOSSIER
 
| el GRAN ZOO  | PUEBLO MOCHO | CARTELERA
POR AUTORES | LIBRO DIGITAL 
Otros Enlaces
| Mapa del Sitio | Correo-Electrónico
Actualizaciones por Correo Electrónico

SUBIR



TIENDA DIGITAL
Música Cubana


© La Jiribilla. La Habana. 2001
Sitio auspiciado por el Periódico Juventud Rebelde
 IE-800X600