La Jiribilla | DOSSIER                                                           
Bienvenidos a LA JIRIBILLA

DOSSIER 

EL GRAN ZOO 

PUEBLO MOCHO 

CARTELERA 

POR AUTORES 

LIBRO DIGITAL 

•  GALERIA 

LA OPINIÓN 

LA CARICATURA 

LA CRÓNICA 
MEMORIAS 
EL CUENTO 
EN PROSCENIO 
Otros enlaces 
Mapa del Sitio 
 


RECIBIR LAS
ACTUALIZACIONES
POR CORREO
ELECTRONICO
Click AQUI

 

   

55 HERMANOS Y UNO QUEMA'O
Rollo # 2

Entrevista: Alina

—Yo, yo me recuerdo muy bien, vaya, una cosa que es muy fácil de explicar, cuando uno tenía  que ir a alquilar una casa, estaba en buscar una cosa, siempre habían muchos letreros que decían. “No cubans, No pets, No childrens”

—¿Qué cosa son pets?

—Pets, los animales, los perros, los gatos, los animales que uno tiene en la casa. Y los niños, no, tampoco. Yo siempre pensaba en el hecho de por qué no admitían niños. Todo el mundo nace pequeño.

Entrevista: José

    —    Compañera

    ¿Quién es?

    ¿Está Hector? ¿Está Hector? Mire es el hijo de Teté.

    ¡Ay niño, pero que alegría más grande me has dado!  Chico, alabao. ¡Ay, pero qué rico! ¡Ay, hijito, pero...!

    ¿Usted no se acuerda de mí?

    No, yo no me acuerdo de ti. Chiquitico te vi, pero, ¡ ay!, espérate para que veas a mi esposo. Espérate, siéntate. ¡Ay, mijito, aguántame aquí el niño un momentico! ¡Ay, que alegría tan grande! Ha sido una preocupación constante ayer y hoy, para ver si te veíamos, así que ya tú sabes, nos has dado una alegría tremenda, tremenda. Mira, lo menos que se imaginaba, y ¿te tienes que ir enseguida?

    No, bueno, tengo la tarde libre, ahora.

    Bueno espérate un momentico a ver si llega Héctor. De todas maneras lo voy a volver a llamar para que venga, para decirle que tú viniste. Óyeme, ¿Hector no está por ahí?. Sí, ah, él no está ahí. ¿Tú no sabes para dónde está? Alabao, no está en el trabajo. No está en el trabajo porque el tiene que estar visitando distintas empresas. Pero bueno, a lo mejor está cerquita de aquí.

    ¿Cómo está?

    Coño...igualito, cará, ¿qué me cuenta?

    ¿Ya usted no se acordaba de mí?

    Coño, cómo no. Cómo no me voy a acordar de ti.

    ¿Y qué les parece esto de la Brigada?

    No, eso es formidable, vaya formidable, formidable. Bueno, me gustaría más hablar contigo de...

    A nosotros nos ha parecido formidable también.

    Me alegro, me alegro.

    Pues nosotros llegamos a Cuba el jueves. Y estamos aquí, que hemos tenido tres días que nos parecen tres años.

    Zoila, mire. Mira, mijito

    Qué lindo chica. Qué tal ¿y tu papá?

    Muy bien, muy bien todo el mundo. Y bueno lo que más me impresionó fue la madurez y la formación política que tiene la juventud.

    Eso sí es verdad.

    Bueno, ¿y por allá cómo están?

    Nosotros por allá, pues, imagínese, (risas). Está dura la cosa, está dura.

    ¿Sí? Y tus padres cómo han reaccionado a tus posiciones y eso.

    Pues nosotros siempre  hemos tenido problemas, no. Pero yo siempre, más o menos, yo siempre trato de evitar la cuestión. Pero este viaje a Cuba fue ya una cosa que... Porque yo pensaba tener dos días, yo estudio en Nueva York.

    Sí, tú me dijiste por teléfono.

    Sí, yo no te quise decir nada porque (risas).

    Sí y fui irónico contigo. Fíjate, porque yo conozco a tu padre. Nos queremos mucho pero siempre teníamos disputas por mi posición y la de él. Vaya, no nos llevábamos por su posición y la mía. Yo hace mucho rato que soy comunista en todo. Entonces él no.

    Él reaccionó que...Él no dijo nada, no. Se puso... se... encabronó (risas).

    Sí, sí habla. Habla, bien hijito (risas).

    Entonces se fue para el cuarto y la vieja se fue detrás. Entonces ella salió después y me dijo: “Mira, dice tu padre que te largues de la casa y que no vuelvas más. Y si le da un ataque al corazón a tu padre es culpa tuya. Y tu no te aparezcas en el funeral porque es culpa tuya.”

    La cosa trágica y eso. Pa tratar de ablandarlo a uno, ¿eh?. Qué porquería.

    Bueno, yo espero que sea una cosa emotiva, no. Esta es la primera vez, la primera  Brigada que viene de jóvenes cubanos. Y yo espero que sea una cosa emotiva, que se les pase.

    No, no tiene que pasárseles. Además, el problema de las convicciones de uno no es, eso no... está en uno, está dentro.

    Bueno pero tú sabes lo que es, lo fuerte que es... que se vayan de Cuba y el hijo vuelva.

    Sí, sí, sí.

    No, y no es que vuelva, que vuelva como es él, como es él. Yo sé cómo es él. Me ha maravillado tu valor. Tiene que ser así.

Entrevista: Mari-Feli

Te adjunto la entrevista de Mari-Feli. Va todo lo que está entre paréntesis verdes.

—Mira, la Brigada Antonio Maceo en realidad es una...es el final de todo un camino que se empezó en los años 60 individualmente, fundamentalmente, en las Universidades. O sea, en los 60, a partir del año 66, 67 y 68 las Universidades norteamericanas se polarizaron por el problema de la guerra de Viet Nam. Y anterior a eso, se habían polarizado por el problema de la lucha por los derechos civiles de los negros. Entonces, cada uno de nosotros, creo que probablemente el denominador común sea una participación, o al menos, una simpatía por el movimiento en contra de la guerra y, en un principio, por el de Martín Luther King y la lucha por los derechos civiles en los Estados Unidos. Entonces, lo que sucede es que chocando con esa realidad, también chocábamos con la realidad que había, gente en esos movimientos que simpatizaba con Cuba e, incluso, conocimos a la gente que empezaron a formar las primeras Brigadas Venceremos. Y entonces nos decían: “Y ustedes”, en el caso mío personal, en el caso de la mayoría de la gente que están aquí: “Ustedes que simpatizan por los vietnamitas, simpatizan por los negros, simpatizan por los derechos de las minorías  nacionales en los Estados Unidos, ¿qué piensan de Cuba?” No. Cuba no, porque los cubanos son comunistas. Lo que sí entonces empezamos a conocernos individualmente, empezamos a oír: fulano de tal que está estudiando en Preston es un cubano que está loco, porque dice que está a favor de la Revolución Cubana.

Y así sucesivamente empezamos a oír de cubanos. Creo que el grupo inicial, el grupo como que comienza la dinámica, crea esta Brigada siete años después. Se reúnen en Gueinsville, en la Universidad de la Florida, que está al norte del estado de la Florida. Y ahí reúnen cinco, seis, siete personas que en aquella época lo que se le decían era: “los cubanos radicales”.

Eso ya era para el año 72, 73 y 74. Comienzan a surgir las ideas de los Areítos y Joven Cuba y salen las dos revistas con dos enfoques diferentes: Areitos teniendo un enfoque, si se quiere, más superestructural, de romper la imagen monolítica del exilio de la inmigración en cuanto a Cuba, aunque nosotros éramos una minoría muy pequeña. Y Joven Cuba enfocando más los problemas inmediatos de jóvenes cubanos sin definirse públicamente con respecto a la Revolución Cubana. Entonces , bueno, Joven Cuba cesa su publicación después de dos años. Areitos sigue publicándose, ampliando un poco la línea hacia temas latinoamericanos, y desde el 75, más o menos, 75 ó 76, que hubo una reunión de cubanos académicos y liberales en Gueinsville, ahí se lanza la idea públicamente. Bueno, porque ahí se está discutiendo un panel, un conversatorio de personas que habían estado en Cuba y hubo una reacción muy fuerte de parte de los elementos más de derecha de esa conferencia, diciendo que a nosotros nos habían lavado el cerebro en Cuba y que no entendíamos nada de lo que pasaba en el mundo, porque no entendíamos las técnicas de control de la mente de los comunistas. Y entonces ahí se lanza la idea, bueno, de que la cuestión no era ir a Cuba por dos semanas y que te enseñaran las cosas, sino que la cuestión era ir a Cuba y trabajar y tener una convivencia más directa...con la gente, que ¿por qué no se formaba una Brigada?

Continuará...   

 Rollo # 1

VERSION PARA IMPRIMIR
......................................................................................................


PAGINA PRINCIPAL

DOSSIER
 
| el GRAN ZOO  | PUEBLO MOCHO | CARTELERA
POR AUTORES | LIBRO DIGITAL 
Otros Enlaces
| Mapa del Sitio | Correo-Electrónico
Actualizaciones por Correo Electrónico

SUBIR



TIENDA DIGITAL
Música Cubana


© La Jiribilla. La Habana. 2001
Sitio auspiciado por el Periódico Juventud Rebelde
 IE-800X600